Ada Hegerberg, la Balón de Oro que tiene a Messi y Cristiano como modelos

El primer Balón de Oro femenino de la historia pertenece a la noruega Ada Hegerberg (23 años), la delantera del Olympique de Lyon.

Por Iosu de la Torre

Sesenta y tres años después de que Stanley Mattews recibiese el trofeo masculino, la futbolista entró con derecho propio en la fiesta montada en honor de Luka Modric y Killyan Mbappé, la gala organizada por la revista ‘France Footbol’ en ese Grand Palais de París iluminado por millones de kilowatios de luz y de sonido que apagaron el eco de las calles que hasta esa tarde estuvieron coloreadas de amarillo chaleco.

La respuesta de Hegerberg con un ‘no’ cortante a la pregunta de si bailaría un ‘twerk’ allí mismo para celebrar el galardón sacudió las pantallas la noche del martes. La desafortunada propuesta de Martin Solveig, el pinchadiscos, fue recibida por muchos telespectadores como una agresión machista. La futbolista declaró diplomática: “No encuentro sexista eso que me ha dicho”. Como si renunciase a una mala asistencia al área contraria, con la resignación que mostraría si alguien le dijese que tiene nombre de alcaldesa y apellido de cerveza.

Los balones de oro Luka Modric y Ada Hegerberg y el Puskas Kyllian Mbappé / YOAN VALANT (EFE)

La campeona de la última Champions League con el Olympique de Lyón es una deportista “tenaz, trabajadora, luchadora, de gran fortaleza mental, exigente consigo misma”, según la calificaron sus colegas Wendie Renard, Amandine Henry y Amel Majri, nominadas también a este Balón de Oro 2018. La revista que concede el premio la ha bautizado como ‘La Pionera del fútbol femenino’. “Es un gran paso que demuestra que el fútbol femenino ha dado un salto enorme. Seas hombre o mujer, puedes merecer el Balón si trabajas duro y disfrutas con lo que haces”, ha declarado cual astronauta recién llegada a la luna.

Ada Hegerberg tiene como referentes deportivos a Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Los dos futbolistas que se han repartido el balón masculino de los últimos10 años (empate a cinco) son una especie de inspiración para la noruega. “Cada temporada me hago las preguntas necesarias para hacerme más fuerte. Cristiano y Messi lo consiguen. Quiero hacerlo un poco mejor cada ocasión”, argumentó.

El póster donde se miraba de niña era el de Thierry Henry, Xavi, Messi e Iniesta, revela para ‘France Football’ en su condición de pionera del fútbol femenino. Su ídolo, Henry con la camiseta del Arsenal. “Mi primer recuerdo del fútbol es a los 8 años, miraba por la televisión al Milan y al Barça de la Liga de Campeones. A los 10 años fue cuando comencé a jugar a fondo con el balón”.

Los datos de la futbolista que quiere ser como Messi (o Cristiano) son excelentes: 31 goles en la pasada liga francesa, récord realizador en la Champions League (15 goles). Desde que aterrizó en Lyón en el 2014, procedente del Kolbotn Potsdam alemán, ha marcado 185 goles en 149 partidos. La desigualdad abismal que existe respecto al fútbol masculino se ha acortado mínimamente con Ada Hegerberg: el Olympique le ha subido el salario hasta los 500.000 euros anuales, una cifra históricapara las futbolistas. El contrato expira en el 2021.
Pasión en los genes

Ada heredó de sus padres la pasión por el fútbol. Los Hegerberg conforman un clan deportivo. Stein Erik, el padre, es entrenador. Gerd, la madre, fue delantera internacional. Andrine (25 años), la hija mayor, juega en el PSG y es el espejo con el que ha crecido la Balón de oro. Las dos hermanas ya se han enfrentado en la liga francesa. Empataron a cero. Silas, el otro hermano, es futbolista aficionado y otro gran fan. “Soy feliz de haber vivido esto con mis padres. Y compartir estos momentos es hermoso. Humanamente y deportivamente, ellos han sido capitales en mi carrera”, explica la galardonada.

La educación recibida ha sido fundamental, subraya Hegerberg. “Mis padres me insitían siempre en cuidar todos los detalles. repetición, repetición, repetición. Es la filosofía de mi familia y eso me lo ha dado todo”. La jugadora noruega ha contado también con el soporte de un psicólogo con el que ha trabajado para crecer mentalmente a la búsqueda de la perfección.

Hacia el Mundial 2019

Este aspecto quizá sea el que le llevó a romper con la selección de Noruega hace un año. Hegerberg no compartía cómo se trabajaba en la federación y decidió dar a conocer su desacuerdo. “No quiero volver a la selección. la decisión está tomada”, declaró a ‘LEquipe Magazine’. A la federación noruega le tocará mover ficha si quiere contar con ella para el Mundial 2019, que precisamente se celebrará en Francia. En el currículum de Hgerberg destacan 66 partidos defendiendo los colores de la selección con un balance de 38 goles. Ya disputó el del 2015.

La primera mujer Balón de Oro vuelve hoy a los entrenamientos. Deja atrás los comentarios desatados tras la desafortunada propuesta del DJ francés Martin Solveig y los comentarios sobre el traje dorado que lució para recoger el trofeo. Solveig hizo bailar 20 segundos a Kyllian Mbappé tras bajar las escalinatas del Grand Palais. El delantero del PSG, laureado con el trofeo Kopa, dudó un instante para marcarse unos pasos, parecidos al del Fornite con el que festeja sus goles.

En el turno de Hegerberg no hubo ‘twerking’ (bailar agitando la cintura) como pidió el ‘showman’. El ‘no’ de la noruega se interpreta como un“perrea tú, majete”. Solveig pidió disculpas tras el revuelo. Hegerberg no encontró sexista el comentario, o eso se vio obligada a decir, y prefirió celebrar su coronación como la mejor futbolista del 2018.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *