Cavani mantiene el pulso contra Neymar y su clan

El uruguayo no asistió a la fiesta de cumpleaños de Thiago Silva, el capitán del equipo

El PSG recibe este miércoles al Bayern de Múnich, en uno de los grandes partidos de la fase de grupos de esta Champions, con el ambiente enrarecido por la polémica entre Cavani y Neymar, y que tiene completamente dividido al vestuario del club francés. En un gesto que evidencia las disensiones internas, el goleador uruguayo fue uno de los poquísimos jugadores de la plantilla que no asistió a la fiesta de cumpleaños del capitán del PSG, el brasileño Thiago Silva.

La celebración se produjo el domingo en un salón del Parque de los Príncipes y según la emisora de radioo RMC, solo faltaron a la llamada de Thiago Silva, que cumplía 33 años, Cavani, el alemán Julian Draxler y el francés Layvin Kurzawa.

El convite tuvo lugar en un salón especialmente decorado con toques brasileños por la esposa de Thiago Silva, señaló la emisora. Asistieron los otros brasileños de la plantilla -Neymar, Dani Alves, Marquinhos y Lucas-, además del delantero francés Kylian Mbappé y del centrocampista italiano Marco Verratti.

El cuerpo técnico estuvo también representado por un brasileño, el exfutbolista Maxwell, que hace las veces de contacto entre el vestuario y la dirección. La fiesta se produce en plena polémica entre Cavani y Neymar por quién lanza los penaltis del equipo. La disensión quedó patente durante el partido del PSG contra el Lyón, en el que Cavani se hizo con el balón para lanzar la pena máxima tras una breve discusión con Neymar, que se retiró visiblemente contrariado.

Según una información publicada este lunes por ‘El País’, Neymar ha chocado con varios jugadores del PSG y el ambiente en el vestuario es un polvorín. El presidente del club, el jeque Al Khelaifi, habría ofrecido a Cavani un millón de euros para que dejase que el brasileño exazulgrana lanzara los penaltis, a lo que el uruguayo se negó.

Otro de los motivos de la tensión entre Neymar y varios de sus compañeros es que el PSG intentó vender a varios de ellos precipitadamente para cumplir con el ‘fair play’ financiero de la UEFA, que amenazó al club francés con no permitirle disputar la Champions 2018-19.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *