Cómo usar los productos para las uñas de manera segura

Las manicuras y pedicuras pueden ser bonitas. Los productos cosméticos utilizados, tales como los esmaltes de uñas y los quitaesmaltes, también deben ser seguros y son controlados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

La FDA también controla los aparatos que se usan para secar (o “curar”) las uñas artificiales o el esmalte de gel para uñas como productos electrónicos, porque emiten radiación.
Usted puede hacer su parte para mantenerse a salvo (y lucir bien arreglada también) siguiendo todas las instrucciones de la etiqueta y prestando atención a cualquier declaración de advertencia indicada en estos productos.

Ingredientes y advertencias de los productos para el cuidado de las uñas:

Los productos e ingredientes (excepto la mayoría de los colorantes) cosméticos, entre ellos los productos para uñas, no necesitan de la aprobación de la FDA antes de salir al mercado.
Pero estos productos deben ser seguros al emplearse según su uso previsto (tome en cuenta que los productos para las uñas indicados para el tratamiento de problemas médicos están clasificados como medicamentos y sí necesitan la aprobación de la FDA).

Los productos cosméticos para el cuidado de las uñas también deben incluir todas las instrucciones o advertencias necesarias para ser usados con seguridad. Por ejemplo:
• Algunos productos para las uñas pueden incendiarse con facilidad, por lo que no debe exponerlos al fuego (como el de un cigarrillo encendido) ni a fuentes de calor (como la de unas tenazas para el cabello).
• Algunos pueden dañar los ojos, así que debe evitar la exposición a ellos.
• Algunos sólo deben ser usados en espacios con buena circulación de aire (ventilación).
• Algunos de sus ingredientes pueden ser nocivos si se ingieren, por lo que estos productos no deben ser consumidos por ninguna persona o mascota.

Tenga en cuenta también que los cosméticos disponibles para el público en general, tales como los que están a la venta en las tiendas o en línea, deben enumerar sus ingredientes en un orden decreciente por cantidad. Si le preocupan ciertos ingredientes, puede consultar la etiqueta y evitar usar aquellos productos que los contengan.

Por ejemplo, algunos endurecedores y esmaltes de uñas pueden contener formaldehído, el cual puede causar irritación de la piel o una reacción alérgica, y los acrílicos utilizados en algunas uñas artificiales y a veces en los esmaltes de uñas también pueden causar reacciones alérgicas (para conocer más sobre los ingredientes, visite la página de la FDA sobre los productos para el cuidado de las uñas.

¿La conclusión? Hay que leer las etiquetas y seguir todas las instrucciones de los productos cosméticos. Y si va a un salón para hacerte una manicura o una pedicura, asegúrese de que el espacio tenga buena ventilación.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *