Cristiano usó una empresa en Irlanda para cobrar de sus patrocinadores

El crack del Real Madrid se benefició de la fiscalidad menor irlandesa, del 12,5% en lugar del 43,5% de España, para explotar sus derechos de imagen

Cristiano Ronaldo empleó una empresa en Irlanda para explotar sus derechos de imagen y cobrar de patrocinadores, según informa el diario digital El Confidencial basándose en documentos de Football Leaks. El jugador del Real Madrid se benefició con ello de una fiscalidad menor al tributar al 12,5% en lugar del 43,5% de España.

Cristiano usó esta empresa registrada en Dublín para firmar acuerdos con firmas de champús, videojuegos, ropa deportiva, coches, comida rápida y un banco portugués. Las multinacionales serían Nike, KFC, Toyota y Konami, entre otras.

Irlanda es el país del euro que paga el menor Impuesto de Sociedades. Según El Confidencial, el portugués habría creado la empresa Multisports & Image Management (MIM) Limited en el 2004 con la intención de “explotar y conceder derechos sobre la imagen, nombre, información biográfica, fotografías y vídeos que identifiquen al futbolista profesional Cristiano Ronaldo Dos Santos Aveiro”, nombre completo del futbolista.

La Agencia Tributaria española suele cuestionar la declaración de los derechos de imagen fuera del país en el que se reside y también que se facturen a través de una sociedad mercantil, ya que a su juicio estos rendimientos deberían estar computados en el IRPF. Esta es la fuente, de hecho, de los recientes problemas fiscales de varios jugadores del Barça. De ser así, Cristiano debería haber abonado el 43,5% de lo ingresado.

Es lo que le ha pasado recientemente a Etoo, al que la fiscal reclama 10 años de cárcel y una sanción de 68,86 millones tras simular ceder una empresa en Hungría, con una fiscalidad más baja. O Alexis Sánchez, acusado de defraudar a Hacienda casi un millón de euros por la cesión de los derechos de imagen a una empresa radicada en Malta y que deberían haber tributado en sus declaraciones del IRPF.

Leo Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, fueron condenados en julio a 21 meses de cárcel cada uno por fraude fiscal, al no haber tributado en España por los ingresos recibidos por sus derechos de imagen entre el 2007 y el 2009. Javier Mascherano aceptó una condena de un año de prisión por defraudar 1,5 millones de euros a la Agencia Tributaria tras simular haber cedido sus derechos de imagen a una sociedad radicada en Madeira. Y en una situación similar se encuentra el exjugador del Barça Adriano Correia.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *