El Barça, fuera de los cabezas de serie, afronta un duro sorteo

Bayern, Juve y Chelsea, posibles rivales de los azulgranas, que evitarán al PSG de Neymar

Los 32 mejores equipos de Europa se citan este jueves en el sorteo de la Champions, en el Fórum Grimaldi de Mónaco (18.00 horas), con todas las ilusiones por delante y también con el deseo generalizado de que la fortuna les sonría en el bombo, esquivando a los mejores y algún que otro hueso para allanar en la medida de lo posible el camino hacia los octavos, objetivo de mínimos para los grandes y toda una gesta para los clubs con menor solera.

Por primera vez en muchos años no estará el Barça en el primer bombo, ya que desde esta temporada la UEFA solo coloca allí a los campeones de Liga. Así que el equipo de Ernesto Valverde entra en liza desde la segunda línea de favoritos, lo que también tiene su aspecto positivo. De entrada, los azulgranas no se enfrentarán al PSG de Neymar, en el mismo bombo, ni tampoco al Manchester City de Guardiola, oponente habitual de las últimas temporadas, ni al United de Mourinho (con el desgaste extradeportivo que implica).

También esquivará al Dortmund, que estaría encantado de medirse al conjunto azulgrana para acabar de pasar cuentas por Dembélé, tanto si acaba fichando como si no. En cambio, con quien sí puede encontrarse el Barça es con el Bayern de Múnich, la Juventus, otra vieja conocida, y el Chelsea, los tres grandes cocos del primer bombo, donde también se encuentran Benfica, Shakhtar y Spartak de Moscú, además de un Mónaco menos rutilante que el de la pasada campaña.

No obstante, otro buen susto también puede llegar de la zona inferior, donde se encuentran equipos de la clase media alta y algún que otro tapado. Entre los del primer grupo encontramos al Tottenham de Pochettino, el brillante Liverpool de Klopp, que también estaría encantado de medirse con los azulgranas por el caso Coutinho, y el atractivo Nápoles de Sarri, un bloque compacto que despliega un juego vistoso y eficaz que ya dejó muy buenas sensaciones el año pasado.

Finalmente, en el último escalón se encuentran los equipos teóricamente más asequibles, pero con alguna sorpresa, como el Feyenoord, además del Celtic de Glasgow, otro de los rivales habituales del Barça en la fase de grupos de la Champions.

Está el Barça, obviamente, entre los aspirantes a llegar a la final del 26 de mayo en Kiev, aunque hoy por hoy el gran favorito, no solo para estar allí sino para ganar el título, es el Madrid. Los blancos se han impuesto de forma consecutiva en las últimas dos ediciones, algo inédito hasta ahora desde la instauración de la era Champions, y tienen fuerza, motivación y plantilla suficientes para repetir una tercera vez.

Sin embargo, el PSG desea irrumpir entre la élite de una vez por todas y el fichaje de Neymar obedece a ello. Los parisinos disponen de una descomunal plantilla y, desde ahora, de un líder indiscutible que sueña con convertirse en el mejor jugador del mundo, arrebatando el trono a Messi y Ronaldo.

También se metieron en el sorteo el APOEL de Nicosia, el Sporting de Lisboa (tras golear al Steaua en Bucarest 1-5), el CSKA de Moscú y el sorprendente Qarabag de Azerbaiy, debutante entre los grandes, que eliminó al Copenhague.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *