El dinosaurio más grande que se ha descubierto llega al Field Museum

Esta semana, el Field Museum en Chicago presentó el molde del dinosaurio más grande que se ha descubierto hasta el momento, y se llama Máximo.

El molde de 122 pies (37 metros) de largo, que puede tocarse, ocupa un tercio del Stanley Field Hall, el salón principal del museo, y su cabeza se asoma sobre el balcón del segundo piso, a 28 pies de altura. El titanosaurio, un dinosaurio descubierto recientemente en Argentina, se llama Máximo haciendo honor a su enorme tamaño y a su patria argentina. Máximo no estará solo, ya que, como parte de la considerable renovación del museo de su icónico Stanley Field Hall, estará acompañado esta semana por réplicas en tamaño natural de una bandada de gigantescos reptiles voladores, así como por modernos jardines colgantes. Estas adiciones transformarán al salón como parte del aniversario 125 del Field Museum.

“Como institución, nuestro objetivo es ofrecer a los visitantes las mejores experiencias posibles con respecto a los dinosaurios, y queremos comenzar desde el momento en que los visitantes pisan por primera vez el Stanley Field Hall”, señala Richard Lariviere, presidente del Field Museum. “El nuevo titanosaurio es inmenso y se ve increíblemente bien en el Stanley Field Hall. Éste es el lugar perfecto para mostrar al dinosaurio más grande del mundo”.

El nuevo dinosaurio es un molde creado a partir de los huesos fósiles del Patagotitan mayorum, un herbívoro gigante de cuello largo que vivió en lo que es hoy Argentina y que pertenece a un grupo de dinosaurios llamados titanosaurios. El molde es el único Patagotitan en el mundo que los visitantes pueden tocar e incluso caminar bajo el mismo, y tan sólo el segundo que se presenta en una exhibición. Junto con el molde del esqueleto del titanosaurio también se muestran algunos de sus huesos verdaderos, entre ellos un fémur de 8 pies de largo. El tono rosado de Máximo coincide con el color de los fósiles auténticos, cual adquirieron esa tonalidad rojiza debido a la tierra de arcilla roja donde fueron encontrados.

La bandada de pterosaurios (que eran reptiles voladores y no dinosaurios) que acompañan a Máximo brindará a los visitantes una impresión realista de los animales que compartieron el planeta con los dinosaurios. Los pterosaurios también servirán como una herramienta de orientación desde el Stanley Field Hall hasta el resto de los dinosaurios y el nuevo hogar de SUE en la exposición permanente The Griffin Halls of Evolving Planet. El más grande de los pterosaurios tendrá una envergadura de 32 pies, la longitud de un ómnibus escolar.

Máximo, los reptiles voladores, los jardines, y las renovaciones a SUE el T. rex (que están siendo sometidos a actualizaciones científicas antes de su presentación en su nueva galería con los otros dinosaurios del museo a principios de 2019 han sido posibles gracias a la generosa donación de $16.5 millones de dólares realizada por Kenneth C. Griffin, CEO de Citadel, y no son más que el comienzo de cambios revolucionarios que se llevarán a cabo en el museo este año. “A lo largo de los años, mis hijos y yo hemos quedado maravillados y hemos disfrutado enormemente con nuestras visitas al Field Museum”, dice Griffin. “Estoy orgulloso de apoyar a una institución tan destacada de forma que los niños y sus familias puedan entender y apreciar mejor a los dinosaurios y a su historia”.

FUENTE Field Museum

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *