El Liverpool aplasta 4-0 a un Barça que fue un coladero en defensa en la Champions Cup

El FC Barcelona cayó con estrépito (4-0) frente a un Liverpool mucho más intenso en su último encuentro de la International Champions Cup, disputado en el mítico estadio de Wembley en el que ganó su primera Copa de Europa en 1992 y en el que Luis Suárez no pudo brillar ante su exequipo.

No hubo festejo alguno para los blaugranas, que se vieron superados en todo momento por la mayor intensidad de los Reds, que lograron un triunfo holgado con goles de Mané, Mascherano en propia puerta, Origi y Grujic, antes de su presentación oficial en el Joan Gamper ante la Sampdoria, rival en aquella final de 1992.

Luis Enrique desveló la primera incógnita de la pretemporada al alinear al portero alemán Marc André ter Stegen en el primer ensayo serio para preparar el curso 2016-17. “No me importa que se vaya uno de los porteros”, apuntó en los días previos el técnico asturiano ante el eterno debate en el marco azulgrana.

‘Lucho’ apostó por un clásico Messi-Luis Suaréz-Munir —recambio de Neymar junior, disputando los Juegos en Río— en el ataque de un Barça que se vio superado desde el tramo inicial por el conjunto de Jürgen Klopp, más rodado, puro derroche físico y que avista más cerca el arranque de la ‘Premier League’.

Este empuje del conjunto de Anfield tuvo su reflejo en el primer gol de los ‘Reds’, fruto de un robo ante Arda Turan de Lallana, que asistió a Mané y éste culminó una contra rapidísima en el primer cuarto de hora (min. 15) con un disparo a la escuadra.

Messi pudo igualar pronto en un control con el pecho que acabó con su disparo contra el poste antes de que Turan y Luis Suárez también tuvieran en sus botas el empate antes del descanso. Fue un espejismo, pues apenas bastaron tres minutos de la segunda parte, con Claudio Bravo en la meta, para que los de Klopp sentenciaran el encuentro.

Mascherano, en propia puerta, en el 47, y una pérdida de Busquets que acabó con un servicio a Origi, en el 48, y ya en el descuento Grujic con un cabezazo, pusieron al descubierto los errores ofensivos que han lastrado al campeón de la Liga española en los anteriores dos amistosos de pretemporada contra el Celtic y Leicester pese a saldarse con victorias.

Mucho tendrá que mejorar el Barça para afrontar el Gamper, el próximo 10 de agosto en el Camp Nou, y sobre todo para encarar el primer título de la temporada, la Supercopa de España, que arranca con la ida el domingo 14 de agosto en el Sánchez Pizjuán contra el Sevilla.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *