El significado de ‘John Wick 3 – Parabellum’ y otras 4 curiosidades

La tercera entrega de la franquicia ya está en los cines españoles.

John Wick vuelve a los cines con Parabellum, el tercer capítulo de la franquicia protagonizada por Keanu Reeves. Dos años después de la segunda entrega, Pacto de Sangre, el actor de origen libanés vuelve a meterse en la piel de este exasesino a sueldo convertido ahora en el hombre más buscado del planeta. Después de acabar con uno de los miembros de la organización mafiosa La Alta Mesa, Wick tendrá una hora de ventaja antes de que decenas de asesinos salgan a por su cabeza, valorada nada más y nada menos que en 14 millones de dólares.

Chad Stahelski repite, de nuevo en solitario, detrás de las cámaras en esta apasionante tercera parte, que ya puede presumir de haber destronado a Vengadores: Endgame en la taquilla estadounidense. Esta hazaña no debería sorprendernos si tenemos en cuenta que tiene un 89% de críticas positivas en Rotten Tomatoes y que según nuestro crítico Alejandro G. Calvo «es una de las sagas de acción ‘mainstream’ más divertidas y mejores de la década». Tal es el éxito que ya se ha confirmado un Cuarto Capítulo, cuyo estreno está previsto para el 21 de mayo de 2021.

John Wick 3 acaba de aterrizar en los cines españoles y si tienes tantas ganas de verla como nosotros seguro que te apetece conocer algunos de los detalles curiosos que han rodeado a la producción del largometraje.

Un título con significado

«Si vis pacem, para bellum» o, lo que es lo mismo, «Si quieres la paz, prepárate para la guerra». Esta es la frase a la que hace referencia la expresión Parabellum, del latín Para Bellum, derivada de una máxima acuñada por el escritor del Imperio romano del siglo IV, Vegecio: «Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum», pero que también suele relacionarse con Julio César.

Pero la palabra Parabellum es también el nombre por el que se conoce a la pistola conocida como Luger, una semiautomática cuyo diseño fue patentado por Georg Luger a finales del siglo XIX. Los primeros en contar con esta arma fueron los miembros del Ejército suizo en 1900.

Los temores de Halle Berry

La ganadora del Oscar, por Monster’s Ball, Halle Berry es uno de los nuevos rostros de esta tercera entrega de la saga. La actriz interpreta a Sofia, una asesina a sueldo, y vieja conocida de Wick, que reaparece en su vida para ayudarle cuando este es declarado excomunicado. Un papel que Berry temió perder cuando se fracturó tres costillas mientras se lo preparaba. «Cuando sucedió pensé: ‘Vale. Estoy fuera de la película, me van a sustituir porque el rodaje tiene que continuar», declaraba la actriz en una entrevista a Fox News. Un temor que finalmente se quedó sólo en sus pensamientos, porque el realizador Chad Stahelski decidió esperar a que se recuperase por completo. Gracias a ello, ahora puede decir que ese pequeño accidente es como «una insignia de honor» por haber podido participar en el proyecto.

Pero no era el único miedo que tuvo Halle Berry antes de empezar a rodar John Wick 3. La actriz ha reconocido que aunque «ha sido increíble» trabajar junto a Keanu Reeves, cuando le confirmaron que se unía al elenco se sintió «un poco aterrada porque [Revees] es muy bueno».

Pudo ser, pero no fue

Sofia no tuvo siempre el rostro de Halle Berry, y aunque finalmente fue la elegida por Chad Stahelski, hubo varios nombres que sonaron como posibles candidatas a acompañar a Reeves en su tercera aventura como John Wick. Eva Longoria, Marisa Tomei, Jennifer Beals, Penelope Cruz, Uma Thurman y Salma Hayek, entre otras, fueron algunas de las actrices que sonaron para el papel de esta asesina a sueldo amante de los perros.

La encantadora canina

Halle Berry se entregó en cuerpo y alma a John Wick 3. Además de practicar tres horas las artes marciales y dos horas con las armas, la actriz se convirtió en una verdadera entrenadora para los perros con los que comparte escenas en la película. Stahelski ha reconocido que Berry «pasaba tres o cuatro horas al día con los perros, dándoles órdenes y diciéndoles qué hacer». La propia actriz ha admitido que se convirtió en una especie de «adiestradora de perros, conociéndolos, haciendo que ellos me conocieran a mí, aprendiendo cuáles eran sus personalidades». En esa línea, Berry reconoce orgullosa que aprendió qué «trucos podían hacer los perros». «Unos eran buenos sentándose, otros saltando coches o a través de las ventanas… sólo se trataba de saber qué podía hacer cada uno y cómo debía ordenarle que lo hiciera».

Amante del riesgo

A sus casi 55 años, Keanu Reeves continúa demostrando que sigue estando en forma y desviviéndose por su trabajo. El actor forma parte de ese reducido grupo de estrellas de la interpretación -liderado por Tom Cruise- que intenta evitar el uso de dobles en sus películas. Y John Wick 3 no iba a ser la excepción. Reeves ha reconocido que hace prácticamente todas las escenas de acción de la película, «soy el 90 por ciento de lo que está sucediendo en ella. Intento mantener la conexión con la audiencia y con la historia. Si son cosas absurdas y locas, piensas ‘¡Oh, Dios mío!’, ¿qué acabo de ver?».

Curiosamente, el director de la saga John Wick, Chad Stahelski, conoció a Keanu Reeves durante el rodaje de la trilogía de Matrix, donde, además de trabajar como coordinador de dobles, hacía las veces de sustituto del actor en algunas de las escenas de riesgo.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *