En la ceremonia de apertura del mundial acturán Robbie Williams y Aida Garifullina

El artista pop y al joven soprano actuarán el jueves en Moscú

Dos estilos musicales para un mismo espectáculo mundial. El cantante británico Robbie Williams, de 44 años y uno de los iconos de la música pop, y la joven soprano rusa Aida Garifullina, de 30 y toda una revelación por su voz y su belleza, serán los artistas que actuarán en la ceremonia inaugural del Mundial de Rusia 2018, que se celebrará el próximo jueves en el estadio Luzhniki de Moscú y que será visto a escala planetaria. En la ceremonia también estará Ronaldo, la estrella brasileña y bicampeón mundial, que representará a los jugadores.

 

#robbiewilliams @robbiewilliams #socceraid #OldTrafford #Manchester

Una publicación compartida de Andrea (@andrea7t8) el

“Estoy muy contento y emocionado por volver a Rusia para una actuación tan única. He hecho muchas cosas en mi carrera, e inaugurar el Mundial ante 80.000 aficionados al fútbol en el estadio y muchos millones por todo el mundo es un sueño de mi niñez”, ha comentado a la FIFA Robbie Williams, que por cierto juega muy bien al fútbol. Sin ir más lejos, el pasado domingo en el estadio de Old Trafford participó en un encuentro anual a beneficio de Unicef con un combinado de varias estrellas del balón y actores. Él fue el capitán del equipo inglés, que ganó en la tanda de penaltis. El equipo contrario lo capitaneaba el explusmarquista jamaicano Usain Bolt.

El anuncio de la presencia de Williams ha sorprendido, sobre todo después de la polémica que suscitó, a finales del 2016, su videoclip Party like a Russian (Festejando como un ruso), cuya letra sobre la forma de vivir de un oligarca ruso fue vista como un ataque directo a Vladimir Putin y a varios estereotiposde la cultura rusa, algo que levantó ampollas en las redes sociales y que obligaron a Williams a desmarcarse. Algunos medios rusos pronosticaron entonces que el artista no volvería a pisar un escenario ruso. “Se requiere un cierto tipo de hombre, con cierta reputación, para gastarme el dinero de una nación entera y usar la calderilla para construir mi propia estación espacial” decía la letra. “No soy refutin o disputin, soy un moderno Rasputin”, añadía.

Soprano e ‘It girl’

“Nunca imaginé que formaría parte de esta enorme fiesta, el Mundial, y que ello acontecería en mi propio país”, ha manifestado, por su parte, la soprano rusa Aida Garifullina desde la Ópera de Viena. “La imagen que presentaré ante el mundo entero será muy simbólica. Y el 15 de julio descubriremos para quién se hará realidad este precioso sueño, en el mismo escenario, tras un festival futbolístico de un mes de duración”.

Garifullina, nacida en Kazan, es la más joven del aluvión de sopranos eslavas que ha irrumpido en la ópera desde que Anna Netrebko tomó el trono. Un rostro que ha aparecido en revistas como Vogue y Harper’s Bazaar y que ha debutado en el cine junto a la Meryl Streep en la película Florence Foster Jenkins. El público fiel del Liceu la conoce bien: el pasado febrero representó la ópera Roméo et Juliette de Gounod junto al tenor Saimir Pirgu.

Un espectáculo de media hora

La ceremonia inaugural del Mundial de Rusia 2018, un espectáculo dirigido por Felic Mikhailov –el responsable de la principales ceremonias previas, desde el sorteo preliminar a la clausura– tendrá esta vez un formato diferente a anteriores ediciones. Se concentrará en las actuaciones musicales y será mucho más corta: solo una media hora antes del saque inicial del primer partido, el Rusia Arabia Saudí programado para las 18.00 horas (hora local, una hora menos en España).

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *