Estelle de Suecia empieza el año acudiendo a la ‘Escuela de Reinas’

Acompañada de su madre, la princesa Victoria, visitó el Tesoro del Palacio Real de Estocolomo

En un futuro, llegará el día en el que Estelle de Suecia suceda en el trono a su madre y será entonces cuando pueda poner en práctica todos los conocimientos que ha adquirido a lo largo de estos años. La primogénita de la princesa Victoria y el príncipe Daniel, que el próximo 23 de febrero cumplirá siete años, se está preparando a conciencia y, desde muy pequeña, ya se está familiarizando con todos los asuntos relacionados con la monarquía sueca. Esta semana, madre e hija han realizado juntas una visita muy especial al ‘Tesoro’, que se encuentra en los sótanos del Palacio Real de Estocolomo y que alberga verdaderas obras de arte que esconden fascinantes con historias.

La princesa Estelle, que va a la escuela primaria en el Royal Djurgården (Estocolmo) además de recibir otras clases, pudo ver de cerca la fuente de plata en la que fue bautizada el 22 de mayo de 2012, hecha por el herrero francés François Cousinet entre 1696 y 1707. Junto a ellas se encontraba el maestro de música Per Sjödahl, que les enseñó en un iPad una foto de la ceremonia en la que recibió las aguas bautismales para que pudiera entender mejor cómo se usa.

Muy atenta y pendiente de todas las explicaciones de su madre, la Princesa observó con detalle la vitrina en la que se encuentra la corona de la princesa Hedvig Elisabet Charlotte (1778), que es la corona de la princesa Magdalena, el príncipe Nicolás y la Princesa Adrienne; y la corona del príncipe Fredrik Adolf (1771), que es la del príncipe Alexander, el primogénito de los príncipes Carlos Felipe y Sofía. Además, vio la corona de Carlos X Gustavo de Suecia, que también recibe el nombre de la Corona del Heredero, y es de oro, está esmaltada y rematada con perlas de gran valor. Todos los miembros de la Familia Real tienen su corona y Estelle quiso ver la suya: la corona de Oscar II (1844).

Llegará el momento en el que se convertirá en Reina y, por tanto, hará suyos los principales símbolos reales del monarca como Jefe de Estado: la corona, el cetro, el orbe y la llave. Atributos reales que se implantaron a raíz de la coronación de Erik XIV en 1561 y que aún hoy desempeñan un importante papel como insignia de la monarquía y sus tradiciones. Ocupan, de hecho, un lugar relevante en una mesa especial de insignias durante las coronaciones, aperturas del Parlamento y ceremonias religiosas de la Familia Real, como bautizos, funerales y, por supuesto, enlaces, para destacar así la importancia del acontecimiento.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *