Juanes rompe el molde con ‘Mis planes son amarte’

Cuando Juan Esteban Aristizábal era niño aspiraba a ser astronauta. El Juanes adulto finalmente le ha cumplido ese sueño y muchos más con su ambicioso séptimo disco Mis planes son amarte, en el que conjuga ese sonido fresco que le caracteriza con una aventura en visual y el talento musical más codiciado de su natal Medellín.

Por Alicia Civita

“Desde siempre me ha encantado la ciencia ficción”, dijo Juanes, durante una entrevista en Miami. “De niño quedé fascinado con Alien, después con 2001 Odisea espacial de Stanley Kubrick. Es algo que me encanta”. Esa conexión con el espacio la vive hoy en día. Sus ojos verde botella se iluminan. Se ríe. Agradece los elogios, los maneja con modestia. Se emociona con las anécdotas en las que su música ha sido la banda sonora. Es un hombre conectado con su entorno. Se siente en paz.

Los 44 años han encontrado a Juanes en un espacio de plenitud personal. Su vida familiar estable, con su esposa la actriz Karen Martínez y sus tres hijos: Luna, Paloma y Dante, con los que comparte su hogar en Key Biscayne. Sus intereses humanitarios encaminados. “Siento una profunda necesidad de dar y compartir las bendiciones que he recibido”, afirma.

Pero en lo profesional quería novedad y consiguió a los cómplices perfectos. Los productores Alejandro “Sky” Ramírez, alias Sky, y Carlos Alejandro “Mosty” Patiño, considerados entre los mejores productores de música urbana en el mundo, y con los que co-produjo su nuevo disco.

“Fue súper emocionante trabajar con ellos”, reconoció Juanes y el acento paisa que por momentos se le diluye regresa con fuerza. “Tienen una sangre diferente, son estéticamente diferentes y también tienen una forma diferente de trabajar la música. Y son de mi ciudad. Fue muy chévere”.

Desde el principio quedó muy claro que la meta no era la creación de la identidad urbana de Juanes. “Lo hablamos y jamás me planteé hacer reguetón. Lo que quise fue encontrar ese lugar donde todo tuviera sentido, del lado mío y del lado de ellos”, explicó. “Me encanta el género, pero no quiero seguir tendencias”. El resultado fue lo que muchos consideran su mejor disco desde “Un día normal”, aquella producción con Gustavo Santaolalla, que en 2002 puso a toda América Latina a cantar “A Dios le pido”, y que le hizo ganar tres Latin Grammy. Quince años después Juanes se siente igual.

“Hacía mucho tiempo que no sentía tanta emoción con la música que había hecho”, recuerda Juanes que sintió cuando comenzó a escuchar lo que iba saliendo en el estudio. Tanto así, que presentarlo solo en audio se le quedó corto. Le abrió la puerta a aquel Juan Esteban niño y nació la idea de crear un video para acompañar a las 12 canciones de “Mis planes son amarte”, de las que ya ha dado a conocer como sencillos “Hermosa ingrata”, “Fuego”, “Es tarde” y “Goodbye for Now”, su primer tema en inglés, producto de una asociación con PooBear.

“Esto no es un intento de crossover o nada que se le parezca”, subrayó. “Nos salió en cinco horas y me enamoré de la canción. Lo intenté porque ya tengo 13 años en este país y ya me siento más cómodo con el inglés”, explicó.

Tanto el disco como el video incluyen viajes al espacio —con el traje de astronauta anhelado en la infancia y bandera de Colombia incluida, soledades frente al mar, bendiciones de un chamán y excavaciones arqueológicas. Sabe a largometraje, pero Juanes insiste que es un álbum visual, como para espantar las críticas de los que lo crucificarían si quisiera presumir de cineasta.

juanes 2017

El trabajo con el director puertorriqueño Kacho López lo llevó a filmar durante cinco semanas en México (Ciudad de México y Veracruz) y Colombia (Medellín, el Parque Natural Arví y la Sierra Nevada de Santa Marta). “Quise romper el molde y comenzó este viaje de ese tipo (interpretado por él) que está enamorado, apasionado, desesperado, despechado”, indicó. En el video aparecen JBalvin y Fonseca, la modelo boricua Joan Smalls, las actrices Iazúa Larios (México) y Camila Selser (Nicaragua) y el actor mexicano Renato López, quien fue asesinado el 23 de noviembre de 2016, poco después de la filmación.

“Fue un golpe durísimo”, señaló Juanes al hablar de la muerte de López. “Después de pasar un mes trabajando intensamente con él fue brutal para todo el equipo”. Reconoció que les tocó evaluar qué hacer con sus escenas, pero terminaron incluyéndolas todas para honrar su memoria.

Juanes escogió Medellín para lanzar el disco y su acompañante audiovisual. Sale a la venta este viernes 12 de mayo. Allí están sus raíces, pero asegura que su presente está en Miami. “Esta es mi casa”, dice y cuenta entre sus muchas bendiciones vivir al lado del mar. Desde su casa ve a menudo las estrellas con sus hijos, que también son músicos. El chiquito quiere ser astronauta y cantante.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *