Michael J. Fox subvencionará un experimento sobre el Párkinson en el espacio

Al actor Michael J. Fox le diagnosticaron Párkinson en el 1991, cuando tenía 29 años.

Decidió no ocultar su enfermedad y aprovechar el tirón de su popularidad para ayudar a encontrar respuestas médicas. Su interés por investigar más acerca de esta enfermedad le llevó incluso a crear en el 2000 una fundación que lleva su nombre. Y ahora, a auspiciar un experimento que busca encontrar un tratamiento para el Párkinson en el espacio.

Según un ‘tuit’ publicado por la NASA, Estados Unidos enviará un ensayo a la Estación Espacial Internacional para investigar la proteína LRRK2, un objetivo clave para identificar el desarrollo de la enfermedad. El experimento cultivará cristales de esta proteína en el laboratorio estadounidense a bordo del complejo orbital.

Desde hace más de una década los científicos han intentado cultivar estos cristales en la Tierra. Con el fin de determinar la estructura molecular de la proteína LRRK2, los cristales deben tener suficiente tamaño y calidad.

Debido a las propiedades únicas de la microgravedad, los cristales de proteínas tienden a crecer más y de forma más uniforme cuando son enviados a la Estación Espacial. Determinar esta estructura haría posible investigar fármacos para corregir la disfunción de LRRK2 que está vinculada al Párkinson.

Michael J. Fox, por su parte, compagina sus trabajos en televisión con su labor al frente de la fundación que lleva su nombre y que ha logrado donar a la investigación más de 585 millones de euros. “Si llegamos a poder detener el avance de la enfermedad y reducir sus síntomas, quedaré satisfecho”, ha dicho.

El intérprete no esconce que el Párkinson ha afectado totalmente a su carrera. “Puedo interpretar cualquier personaje, siempre y cuando tenga Párkinson”, bromeaba recientemente en una entrevista.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *