Neymar amenaza al Bernabéu

El equipo blanco tendrá que neutralizar el temible arsenal ofencisvo del PSG para continuar en Europa

Por Carlos F. Marcote

Una de dos: o Florentino Pérez sale de los octavos de final contra el PSG con la intención de hacer todo lo que esté en su mano para incorporar de forma inmediata a Neymar a la disciplina del Madrid, o la gran estrella del club parisino decide no esperar los cuatro o cinco años que dice su padre para plantearse fichar por el club blanco. Todo dependerá del desenlace de la eliminatoria más caliente de la próxima etapa de la competición, una de las posibles finales anticipadas, que obliga a dirigir la mayor parte de los focos hacia lo que sucederá en el Bernabéu el 14 de febrero y el 6 de marzo en el Parque de los Príncipes.

El presidente blanco no dejó dudas, tras la entrega del Balón de Oro a Ronaldo, sobre qué es lo que le pide el cuerpo: «Estando en el Madrid, Neymar tendría más facilidades para ganarlo. El Madrid es un club que da lo que necesita a un gran jugador. Todo el mundo sabe que yo ya quise ficharle en su momento».

La histórica remontada del Barcelona ante el PSG (6-1) después de haber caído 4-0 en la ida de octavos de la pasada edición, otro 14 de febrero, y el chasco posterior de no levantar el título en la Ligue 1 no llevaron a Nasser al Khelaifi, sorprendentemente, a prescindir de los servicios de Unai Emery. Todo lo contario, le reforzaron el equipo con los dos grandes astros del momento, Neymar y Mbappé a cambio de 402 millones de euros, 222 para el Barça y 180 para el Mónaco, además de Alves, que llegó libre. Con el condicionante, eso sí, de que ya no hay escapatoria posible.

Si no levantan la Champions, o al menos están en la final, será un proyecto fracasado con estrépito. Dará igual si recuperan el trono en el campeonato francés, donde todo apunta a que la cosa acabará en paseo, pese a que la derrota ante el Estrasburgo el 2 de diciembre, levantó las primeras sospechas, multiplicadas con la encajada tres días después ante el Bayern en la última jornada del grupo (3-1), que ensombreció su inmaculada trayectoria hasta entonces y llevó al presidente a lanzar un serio aviso al entrenador.

Con todo, el conjunto parisino, acabó la primera fase como máximo goleador del torneo, con 25 tantos –dos más que el Liverpool, segundo, ocho más que el Madrid y nada menos que 16 más que el Barça–, con solo cuatro tantos en contra. De ellos, seis fueron de Cavani, seis de Neymar y cuatro de Mbappé. En la Ligue 1, el uruguayo ha metido 17 en 16 partidos, el brasileño nueve en 12 y el francés cinco en 11.

Números para que la defensa blanca, que no vive sus momentos más felices (11 goles en contra en la Liga y siete en la Champions), se eche a temblar. Emery ha intentado transmitir seguridad. «No creo que hayamos tenido el peor sorteo posible. Es una buena eliminatoria. Tenemos el nivel para afrontarlo. Si quieres hacer algo importante, tienes que jugar contra los mejores. Estamos contentos de desafiarles», declaró, mientras que Al Khelaifi ha adelantado que se vivirán «momentos vibrantes y mágicos tanto en Madrid como en París. Tenemos que estar siempre preparados para medirnos a cualquier rival y lo estaremos para enfrentarnos al Madrid».

Falta saber si a Verrati, Rabiot, Motta, Di María y y Draxler en el centro del campo, a Alves, Thiago Silva, Marquinhos, Kurzawa y Yuri en la defensa, y a Areola en la portería no les entran los temblores de piernas cuando encaren al campeón de las dos últimas ediciones de la Liga de Campeones. Algo tendrán que decir Cristiano Ronaldo, máximo realizador de la competición (9) y sus compañeros.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *