Oprah Winfrey y la polémica por un libro sobre inmigrantes

Escritores latinx lamentaron que la novela American Dirt de Jeannine Cummins recibiera tanta promoción

La diva de la televisión Oprah Winfrey es parte de una polémica literaria por una novela sobre una madre mexicana que escapa de la violencia narco y emigra hacia Estados Unidos.

La obra American Dirt de Jeanine Cummins fue promovida a lo largo de 2019 como uno de los trabajos a leer en 2020. El momento cumbre de la promoción es que el texto llegó al club de libros de Winfrey, una lista que garantiza popularidad y ventas.

“Como muchos de nosotros, he leído artículos de periódicos y he visto noticias de televisión y he visto películas sobre la difícil situación de las familias que buscan una vida mejor, pero esta historia cambió la forma en que veo lo que significa ser un migrante”, escribió Winfrey en Twitter.

Sin embargo, American Dirt es una novela problemática. Autores y críticos de ascendencia hispana lamentaron que se invirtieran tantos recursos en una historia de inmigrantes escrita por una persona que se ha identificado como blanca como es el caso de Cummins. (La abuela de la escritora es puertorriqueña, pero en una entrevista en 2015 dijo que se identificaba como blanca).

“No me veo reflejada en American Dirt, un libro que críticos blancos elogian como la gran novela inmigrante”, escribió Esmeralda Bermúdez, reportera salvadoreña del LA Times. “¿Qué es lo que veo? Un industria literaria sin tacto, que pocas veces apoya a los inmigrantes a contar nuestras propias historias, ansiosa por ganar dinero con nuestro sufrimiento con una emoción barata y estereotípica”.

Otros críticos encontraron al personaje de Lydia Quixano Pérez incoherente y lejana a la realidad latinoamericana. David Bowles, un crítico chicano, lamentó los pedazos en mal español del libro, como si los hubieran hecho con Google Translate.

Cummins no se ayuda

Otra parte de la controversia es que Cummins dice en una nota incluida en la novela que le hubiera gustado que el libro hubiese sido escrito por “alguien ligeramente moreno”, pero que después pensó “que si ella era la persona que podía ser un puente, ¿por qué no ser un puente?”.

El problema es que hay muchos otros trabajos literarios sobre inmigrantes escritos por hispanos que conocen de cerca la problemática migratoria como es el caso de Lost Children Archive, una novela de la mexicana Valeria Luiselli que el expresidente Barack Obama incluyó en su lista de mejores libros del 2019.

Luiselli se refirió en Twitter a la polémica y reveló que productores del programa de Oprah la llamaron para que recomendara escritoras de ascendencia hispana.

“Pero después me preguntaron si podía darles el contacto de alguna de las “personas ilegales” con las que había trabajado para que hablaran con ellos. La conversación acabó allí”, escribió Luiselli en referencia al uso de “ilegal” en lugar de “indocumentado”.

La polémica es solo una muestra de los problemas de representación que siguen viviendo los hispanos en la industria cultural estadounidense. Todavía queda mucho camino por delante.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *