Piqué salva a un Barça que sufrió para ganar al Apoel

Luis Enrique apostó por una alineación revolucionaria y con Xavi.

El peor Barça de la temporada se vio en el estreno en la Champions. Un gol de cabeza de Piqué dio una victoria gris y sin brillo ante el Apoel (1-0), que llegó a meter el miedo en el cuerpo en los instantes finales. Los tres puntos, lo mejor del partido para los culés.

Luis Enrique sorprendió ya desde la convocatoria. Fuera jugadores como Busquets, Mascherano o Pedro que adelantaban un once novedoso que fue una clara apuesta por la cantera, con Sergi Samper y Munir, y con Xavi a los mandos del equipo por primera vez en la temporada.

El dominio ante el Apoel fue total, como no podía ser de otro modo, pero sin profundidad ni ocasiones de gol. Los chipriotas se defendieron con orden y con eso fue suficiente para frenar el caudal ofensivo azulgrana. Neymar fue el hombre más peligroso y un disparo suyo a punto estuvo de abrir el marcador, pero poco más peligro en ataque fue capaz de crear el conjunto culé.

A falta de juego, el balón parado rescató al Barça. Una falta colgada por Messi con una rosca perfecta la remató Piqué con autoridad al fondo de la red. En su peor momento, el central llama a la puerta de Luis Enrique con una de sus mejores armas: el oportunismo.

La segunda parte fue un calco de la primera, con un Barça mandón pero espeso, sin profundidad por las bandas y atascado por el medio. Apenas una acción de Munir y otra de Messi crearon peligro El Apoel se sintió cada vez más cómodo y las llegadas de los chipriotas empezaron a llegar.

Dos contragolpes metieron el susto al Camp Nou. Primero fue un mal pase lo que salvó a los azulgrana, cuando dos jugadores esperaban absolutamente solos para empujar el balón, después un mal remate dentro del área evitó el gol del Apoel.

En los últimos minutos los chipriotas se lo llegaron a creer, Messi y Neymar perdonaron a la contra, y en el descuento un zurdazo de Manduca hizo que Ter Stegen tuviera que hacer un paradón para evitar el empate. Demasiado sufrimiento inesperado.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *