Rechazan la tarjeta de crédito de Obama en un restaurante de Nueva York

El presidente cuenta la anécdota al aprobar nuevas medidas de seguridad en las tarjetas de crédito para combartir el fraude

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha revelado que su tarjeta de crédito “fue rechazada” en un restaurante durante su viaje a Nueva York el pasado septiembre, y agregó que solo pudo pagar porque, “afortunadamente”, su esposa Michelle portaba la suya.

“Debería mencionar, por cierto, que fui a un restaurante en Nueva York cuando estaba allí para la Asamblea General de Naciones Unidas, y mi tarjeta de crédito fue rechazada”, dijo Obama al concluir un acto en la Oficina de Protección Financiera del Consumidor.

Entre risas, el mandatario afirmó que el sistema probablemente rechazó la tarjeta “porque no la utilizo lo suficiente”, así que pensaron que “había algún fraude de por medio”. “Incluso yo me veo afectado por esto”, agregó el presidente, en referencia al problema de las tarjetas fraudulentas.

Obama indicó que, “afortunadamente, (su esposa) Michelle (Obama) tenía la suya”. “Estaba tratando de explicarle a la camarera que realmente he estado pagando mis facturas”, agregó el mandatario.

El presidente estadounidense firmó en la citada agencia federal una orden ejecutiva precisamente para reforzar las medidas de seguridad en las tarjetas de crédito a las que se transfieren fondos públicos, como ayudas de las Seguridad Social.

El fraude de tarjetas de crédito es un creciente motivo de preocupación en EEUU, después de que recientemente dos cadenas de grandes almacenes como Home Depot y Target revelasen que habían sufrido robos de los datos de millones de clientes.

En virtud de la nueva orden firmada por Obama, a partir del próximo año las tarjetas de crédito emitidas por el Gobierno contendrán un chip y un número de identificación personal. Las tarjetas con microchip son más difíciles de clonar para los ladrones, aseguró Obama, que indicó que otros países que las utilizan pudieron reducir los casos de estafas.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *