Scarlett Johansson renuncia a encarnar a un transexual ante las protestas del colectivo

La comunidad LGTB celebra la decisión mientras otros critican que la actriz haya cedido a las presiones y el enfado de activistas en als redes

La actriz estadounidense Scarlett Johansson ha anunciado en un comunicado que, tras la polémica suscitada, abandona la película Rub and Tug, en la que iba a encarnar a una persona transgénero.

“A la luz de las recientes preguntas éticas planteadas en torno a mi casting como Dante Tex Gill -el personaje protagonista de la historia- he decidido retirarme respetuosamente del proyecto”, comunicó Johansson en un comunicado remitido a la revista Out.

“Nuestra comprensión cultural de las personas transgénero continúa avanzando y he aprendido mucho de la comunidad desde que hice mi primera declaración sobre mi casting y me di cuenta de que era insensible. Tengo una gran admiración y amor por la comunidad trans y agradezco que la conversación sobre la inclusión en Hollywood continúe”, añade.

Pérdida de visibilidad

La intérprete recuerda que según GLAAD, la principal organización de Estados Unidos que ayuda a dar visibilidad a los derechos LGTB, ese tipo de personajes cayeron un 40% en el 2017 respecto al año anterior, sin representación de personajes trans en ningún lanzamiento de los grandes estudios.

“Aunque me hubiera encantado la oportunidad de involucrarme en la historia y la transición de Dante, entiendo por qué muchos sienten que debería ser retratado por una persona transgénero, y estoy agradecida de que este debate, aunque controvertido, haya desencadenado una conversación más amplia sobre diversidad y representación en el cine”, afirma Johansson.

“Creo que todos los artistas deben ser considerados igual y justamente. Mi productora, These Pictures, persigue activamente proyectos que entretienen y empujan los límites. Esperamos con interés trabajar con cada comunidad para llevar estas historias conmovedoras e importantes al público de todo el mundo”, concluye.

Una historia real

La cinta, basada en hechos reales, gira en torno a la figura de Dante Tex Gill, un hombre transgénero nacido como Lois Jean Gill que regentaba una red de salones de masajes en Pittsburgh (Pensilvania, EEUU).

Activistas y miembros de la comunidad trans volcaron en las redes sociales su enfado al ver que una actriz cisgénero (personas cuya identidad de género coincide con el sexo asignado al nacer) interpretaría el papel de un hombre transgénero.

En la base de este debate se sitúa la falta de oportunidades para los artistas transgénero en Hollywood, como a denunciado la actriz Trace Lysette (Transparent).

Esta artista señaló en Twitter que no “estaría tan molesta” por este tema, si ella tuviera las mismas oportunidades que Jennifer Lawrence o Scarlett Johansson para conseguir papeles cisgénero y añadió: “Pero sabemos que no es el caso. Un desastre”.

“Los actores que son trans nunca consiguen una audición para cualquiera otra cosa que no sean roles de personajes trans. Ese es el verdadero problema”, agregó en la misma red social la actriz Jamie Clayton (Sense8).

Algunas voces recordaron que no es la primera polémica de casting con Johansson, puesto que la actriz estadounidense fue ya señalada por la adaptación del manga Ghost in the Shell (2017) en la que se hizo cargo de un personaje de origen asiático.

Curiosamente, el director de Ghost in the Shell y de Rub & Tug es el mismo: el británico Rupert Sanders.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *