Siete puntos, una diferencia insalvable

En lo que va de siglo, el Real Madrid ha sido incapaz de remontarle esa ventaja al Barça para ser campeón

Por AFP / GABRIEL BOUYS

Todo el mundo estaba pendiente del 1-O y, de pronto, se produjo un 0-1 ilusionante. Fue en el Santiago Bernabéu y fue, curiosamente, de la manera que el Real Madrid (al menos el de la temporada pasada) ganaba buena parte de sus partidos, en los minutos añadidos, en los minutos de Sergio Ramos, más allá del 90.

Así fue como el conjunto de Zinedine Zidane se puso, solo cinco jornadas después de arrancar la Liga, a siete puntos del Barça, distancia que, al menos en lo que va de siglo, el conjunto de la Castellana ha sido incapaz de remontar para arrebatar la Liga al Barça y proclamarse campeón, lo que no significa que no haya ganado títulos, por descontado, en ese periodo de tiempo, pero nunca remontándole siete puntos al Barça.

Es más, en la campaña 2001-02, el Madrid también empezó fatal. En la jornada sexta de un campeonato donde todos los favoritos perdieron un montón de partidos, los blancos estaban ya a nueve puntos del Barça. Pero, en un campeonato muy loco, los blancos llegaron a ser líderes del torneo aunque, al final, el título fue para el Valencia.

La historia de los siguientes campeonatos en el siglo XXI van en contra del Real Madrid, en cuanto a grandes remontadas respecto del Barça, de siete o más puntos, se refiere. Por ejemplo, en la Liga 2004-05, el segundo año de Frank Rijkaard, según revela Pedro Martin, experto estadístico de la COPE, el Barça alcanza, en la jornada 28, 11 puntos de ventaja sobre el Madrid, aquel que no quiso entrenar José Antonio Camacho.

Al año siguiente, ocurrió algo muy parecido, pues el Barça ganó la Liga fácilmente, aprovechando la peor época de Florentino Pérez, que llegó incluso a dimitir. En aquella Liga, el Barça tuvo hasta 13 puntos de ventaja sobre los blancos. En la campaña 2008-09, después de que el Madrid ganase la Liga anterior, justo en el inicio de la ‘era Guardiola’, los azulgranas llegaron a tener 12 puntos más que el Madrid que, en el típico ‘arreón’ que le caracteriza, ganó 18 de los últimos 19 partidos y empató otro, pero el Barça se presentó en el Bernabéu y sentenció el campeonato con el mítico 2-6.

En pleno pulso Guardiola-Mourinho, el ‘mago’ barcelonista consiguió una renta de ocho puntos, que ‘Mou’ llegó a reducir a cuatro puntos, pero no fue capaz de darle la vuelta al pronóstico. Eso sí, tras conquistar el título, los blancos volvieron a ser aplastados por los culés, esta vez dirigidos por el desaparecido Tito Vilanova, en la campaña 2012-13, cuando, tras una primera vuelta de récord (55 puntos: 18 victorias y un empate), adquirieron hasta 18 puntos de ventaja y redujeron a cenizas la segunda vuelta del campeonato.

Y, finalmente, en la Liga 2015-16, con Rafa Benítez en el banquillo del Bernabéu, el Barça volvió a vivir con el miedo en el cuerpo la última parte del torneo, ya que una ventaja que había llegado a los 12 puntos llegó a reducirse a uno, momento en que el conjunto azulgrana se vio obligado a ganar los últimos cinco partidos (y así lo hizo) para mantener a raya a un Madrid que Florentino ya había puesto en manos de ‘Zizou’, que incluso ganó en el Camp Nou, pero no le alcanzó para remontar.

Una vez concluido el Madrid-Betis del miércoles, casi todos sus protagonistas reconocieron que los blancos tienen tiempo de remontar. “Es difícil entender lo que nos pasa, pues somos los mismos, equipo, plantilla y entrenador, que el año pasado lo ganamos todo. Siete puntos son muchos puntos, pero queda toda la Liga”, señaló Casemiro. “Es cosa de puntería, es cosa de que las ocasiones entren, y eso es lo que debemos mejorar, estamos jugando bien, muy bien, y vamos a superar este bache que, la verdad, prefiero que nos llegue ahora que no en el esprint final del campeonato”, sentenció el capitán, Sergio Ramos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *