Ter Stegen va de cero en cero

El portero alemán cierra la portería al encadenar su cuarto partido sin encajar un gol

Cinco goles encajados en seis partidos es una buena marca. El reparto desigual de los tantos encajados por Ter Stegen explican el cambio operado por el Barça. Los cinco se concentraron en dos partidos, los dos primeros, que causaron un profundo dolor y un daño irreparable: fueron ante el Madrid y se perdió la Supercopa. Pero hace un mes que el meta alemán no va hasta el fondo de la red. De cero en cero va Ter Stegen, que ha encadenado cuatro partidos sin encajar tantos.

Algo insólito para él. La temporada anterior, la primera en la que se sintió el dueño de la portería después de que Claudio Bravo fuera traspasado, solo sumó tres partidos seguidos imbatido. No fue un déficit atribuible solo a él. El equipo defendió peor, y encajó abultadas goleadas (cuatro en Vigo, tres en Manchester y Turín, cuatro en París), acreditando una pérdida de eficacia defensiva en el entramado de Luis Enrique, impecable en los dos primeros ejercicios.

Bravo ganó el trofeo Zamora (2014-15) y estuvo los ochos primeros partidos de Liga sin recibir goles. Solo encajó 21 tantos en el torneo, de un total de 38 goles del Barça en 60 partidos. En la campaña siguiente aumentaron a 51 goles (62 partidos) y en la última ya fueron 58 en 59 encuentros: 20 goles más en contra respecto de la primera campaña.

El equipo ha recuperado con Valverde la consistencia defensiva tras el doble disgusto ante el Madrid. Una lectura más rigurosa incidiría en que tres de los cuatro últimos partidos (Betis, Espanyol y Juventus) se han disputado en el Camp Nou y que el Alavés no sería uno de los rivales mas prolíficos en goles. Pero el técnico da a entender que construye los cimientos de su proyecto desde la organización. Sabiendo, claro, que delante hay poco que retocar cuando existe un futbolista como Leo Messi capaz de “encontar un agujero donde no se ve”.

“Es muy importante crear la sensación de que al rival le tiene que costar mucho marcarnos un gol”, explicó Valverde tras la cita ante la Juventus. Sin embargo, el equipo italiano disparó más a portería que el Barça.

Nueve veces chutó el once azulgrana (cinco entre los tres palos, tres goles, un 60% de efectividad) contras las 13 (seis bien dirigidos) ocasiones de los albinegros. “Messi marcó la diferencia, Dybala no”, dijo Massimiliano Allegri, resumiendo el desenlace del choque.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *