Una empresa belga implanta a sus trabajadores un chip bajo la piel

Varios empleados de la firma de marketing digital Newfusion se incrustan de forma voluntaria un lector de identificación que abre puertas o permite acceder al ordenador

La empresa belga de marketing digital Newfusion ha implantado a varios empleados un chip bajo la piel que funciona como una llave de identificación para abrir puertas o acceder al ordenador.

Según ha informado el diario belga ‘Le Soir’, al menos 8 empleados han accedido de forma voluntaria a este implante, que permite que utilicen su cuerpo como una clave, y que se les ha colocado bajo la piel, entre el pulgar y el índice.

Los empleados de esta empresa que no quieran implantarse el chip pueden utilizar un anillo, que cumple características similares.

Estos chips o microprocesadores contienen datos personales del titular, son muy pequeños -como un grano de arroz- y cuestan unos 100 euros cada uno.

“Nadie está obligado. Se trata de un proyecto lúdico. La idea proviene de un empleado que a menudo se olvidaba su tarjeta”, ha explicado a la cadena de televisión belga VRT el director de la empresa, Vincent Nys. Ante las dudas que surgen en términos de invasión de la privacidad, Nys considera que “un iPhone es diez veces más peligroso”.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *