Cindy Crawford hace negocios en familia

La modelo, su marido y sus dos hijos protagonizan una campaña para Omega

Cindy Crawford puede presumir de familia modelo. La estadounidense, de 51 años, ha tenido un subidón estos días en París, cuando apareció radiante junto a su marido, Rande Gerber, y su dos hijos, Presley y Kaia Gerber, que están siguiendo sus pasos en la pasarela, el chico como modelo de Dolce Gabbana y la chica desfilando para los mejores.

 

#BTS at our @Omega shoot in Malibu with @TheRealPeterLindbergh. More on my stories!

Una publicación compartida de Cindy Crawford (@cindycrawford) el

Cindy Crawford es embajadora de Omega desde 1995, pero desde ahora el fichaje se ha renovado y ambliado al resto de la familia. Los cuatro posaron juntos para una imagen en blanco y negro realizada en Malibú ante el objetivo de otro veterano de la moda, Peter Limberg. Y los cuatro volvieron a posar en París hace unos días en un acto promocional de la firma relojera, la exposición ‘Her Time’.

Cindy lleva tiempo moviendo los hilos y las amistades para que su hija Kaia, que no ha heredado su lunar pero sí su belleza morena y sus largas piernas, haya tenido el despegue más rutilante posible sobre las pasarelas internacionales. «No tengo palabras para describir lo que siento», decía Kaia Gerber en su cuenta de Instragram junto a una foto suya desfilando por primera vez, en este caso para Calvin Klein, el pasado 8 de septiembre en Nueva York. «Qué contenta estoy por ti», le escribía su madre.

Efectivamente, solo unos días antes, el 3 de septiembre, Kaia Gerber cumplía los 16 años, la edad mínima para desfilar en la gran manzana. Y a partir de ahí todo ha sido un no parar en el que la joven ha demostrado tener actitud y mucha disciplina. Alexander Wang –»uno de los primeros en confiar en mí», ha escrito en su Instragram-, Fenty Puma, Marc Jacobs –fue imagen de uno de sus perfumes– y Coach fueron otras firmas para las que desfiló en la Semana de la Moda de Nueva York.

 

Meanwhile, Kaia did some sightseeing of her own! 👏🏼 @YSL @VogueRunway

Una publicación compartida de Cindy Crawford (@cindycrawford) el

Después saltó a Europa y se puso encima un conjunto de Burberry para su pase en Londres. En Milán, Kaia abrió el desfile de Fendi –»gracias Karl, eres un sueño», un nuevo agradecimiento en Instagram–. Moschino la cubrió de flores como al resto de modelos. Y Donatella Versace la sacó en el mismo ‘show’ en el que participó su madre en homenaje a Gianni Versace.

 

For Gianni ❤️

Una publicación compartida de Cindy Crawford (@cindycrawford) el

En París, vestida de negro, Kaia Gerber cruzó la plaza de Trocadero en el pase de Yves Saint Laurent. Lució las propuestas de Isaberl Marant y de Off White. Y Karl Lagerfeld decidió que ella abriría vestida de plástico y ‘tweed’ su desfile de Chanel en el Gran Palais. Y allí estaba, orgullosa y atenta, su madre Cindy Crawford.

«Kaia tiene 16 años. Yo a esa edad también trabajaba de modelo en Chicago, haciendo catálogos –ha explicado Cindy, saliendo al paso de las críticas recibidas sobre la juventud de su hija–. A ella le encanta este mundo. Esta ha sido su primera temporada de semanas de la moda y está viendo cómo funciona, ya veremos cómo se siente», ha explicado una madre que añade, refiriéndose a su trayectora: «Ojalá fuera más despacio».

Aunque a los 10 años ya tuvo un primer contacto con los focos desfilando para la línea joven de Versace, no ha sido hasta ahora cuando Kaia ha recogido el testigo de su madre. Y, aunque muy meditado, tampoco puede decirse que hay sido muy prematuro. Gisele Bündchen se subió por primera vez a una pasarela con 14. Karlie Kloss tenía 16 cuando desfiló por primera vez. Alessandra Ambrosio y Kate Moss, 15. Gigi Hadid es la excepción porque hizo su primer desfile a los 20 años. Por cierto a todas, también a Kaia, las representa la agencia IMG Models, una de las más potentes de este negocio.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.