El centro de la Tierra parece enfriarse más rápido que lo esperado

Científicos descubrieron que la velocidad a la que el núcleo del planeta está enfriándose es más rápido de los que habían pensado hasta ahora

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Zurich (Suiza) reveló que el núcleo de la Tierra está enfriándose a una velocidad mayor de la que se había proyectado hasta el momento.

Los expertos explican que el núcleo de nuestro planeta está compuesto por metales fundidos los cuales se encuentran a una temperatura cercana a la que existe en la superficie del Sol. Este se remonta a la creación misma del planeta, y con el paso de millones de años ha ido sufriendo un lento proceso de enfriamiento que dentro de millones de años concluirá con su solidificación una vez que este se enfríe completamente.

Esto supondrá una muy mala noticia para el planeta debido a que es gracias a su núcleo que la Tierra posee su campo magnético, el cual se encarga de desviar la radiación cósmica. Sin esta especie de escudo protector la vida en nuestro planeta sería completamente imposible, tal y como ocurre en otros planetas del sistema solar.

“Nuestros resultados podrían darnos una nueva perspectiva sobre la evolución de la dinámica de la Tierra. Sugieren que la Tierra, al igual que los otros planetas rocosos Mercurio y Marte, se está enfriando y volviéndose inactivo mucho más rápido de lo esperado”, indicó el profesor Motohiko Murakami quien es el autor principal del estudio.

Estas conclusiones se produjeron gracias al estudio de la bridgmanita, un mineral que puede hallarse entre el núcleo y el manto de la Tierra. Una de sus cualidades es que sirve como un perfecto conductor de calor.

Como parte de un experimento los científicos experimentaron con una muestra de bridgmanita y descubrieron que su conductividad térmica es aproximadamente 1.5 veces superior a la esperada. Esto significa que la bridgmanita ayuda a que el calor del núcleo se disipe a una velocidad mayor que la que los expertos proyectaban previamente.

Murakami sostiene que aún es muy prematuro para realizar algún tipo de estimación acerca de cuando podría ocurrir el enfriamiento total del núcleo, y por tanto de la vida en la Tierra. No obstante, no se espera que esto pueda llegar a presentar un problema para la humanidad, al menos, unos cuantos miles o millones de años.

“Todavía no sabemos lo suficiente sobre este tipo de eventos para precisar su momento”, señaló Murakami.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *