El drama legal ‘Duda razonable’ llega a España después de ser cancelada en EE UU

En la era en la que las cadenas estadounidenses buscan cualquier alternativa para huir de la palabra «cancelación» (acotar las temporadas, cambiar el día de emisión…), CBS ha sido la excepción con la serie Duda razonable (Doubt).

Estrenada en febrero, solo duró en antena dos capítulos por sus bajos datos de audiencia y ya ha desaparecido fulminantemente de la parrilla sin que allí sepan qué va a ser de los otros 11 capítulos ya grabados. En España, sin embargo, la serie sí que se verá en Fox Life (estreno hoy jueves a las 22.55).

Así, Duda razonable se suma a la lista negra de la actriz Katherine Heigl. Quien fuera lzzie en Anatomía de Grey no ha tenido suerte en la televisión desde que abandonara el longevo drama médico. La marcha de Heigl de la serie en 2010 estuvo envuelta en polémica. Dos años antes había rechazado optar al Emmy al considerar que los guiones no habían estado a la altura. Tras su marcha, la actriz continuó su periplo por el cine, sobre todo en comedias románticas, arrastrando su fama de actriz de trato complicado. En 2014 regresó a la televisión como protagonista y productora de la fallida Asuntos de estado, que solo aguantó una temporada en antena.

La sombra de Anatomía de Grey es alargada y en Duda razonable Heigl se ha reencontrado con Tony Phelan y Joan Rater, que fueron productores y guionistas de la serie médica entre 2005 y 2014 y ahora creadores de su nuevo y (otra vez) fallido trabajo televisivo.

En Duda razonable, Heigl interpreta a Sadie Ellis, una abogada que se enamora de uno de sus defendidos, Billy, un prestigioso cirujano acusado de matar a su novia hace 24 años. «Había muchas cosas que me gustaban de la serie, como trabajar con Tony [Phelan] y Joan [Rater]. Los conocía y sé que son enormemente talentosos, divertidos y que es genial trabajar con ellos», decía la actriz en una charla telefónica con periodistas internacionales unos días antes de que la serie se estrenara en Estados Unidos. «Me encanta interpretar a una mujer tan inteligente, ambiciosa y talentosa», describía Heigl a su personaje.

Aunque cada uno de los 13 capítulos aborda dos o tres casos cerrados, la trama amorosa y judicial en torno a Sadie y Billy se extiende a lo largo de toda la temporada, que en España sí se podrá ver al completo. «Es muy duro para ella emocionalmente querer mantener su vertiente profesional pero, a la vez, no ser capaz de evitar sentir lo que siente por ese hombre. El dilema moral es si debe arriesgarlo todo porque quién sabe si este gran amor lo volverá a sentir otra vez, o si debe abandonarlo y elegir su profesión», describe la actriz.

Para Tony Phelan, creador de la serie, la principal diferencia de Duda razonable con otros dramas legales es haber puesto el foco en los abogados defensores. «Cuando estábamos con Anatomía de Grey, creíamos que faltaba algo en la televisión. Desde el 11-S hubo muchas series de abogados centradas en fiscales, en cómo perseguían a los malos y los llevaban a la cárcel. Pero faltaba contar el otro lado», describe el productor y guionista.

Pero antes de que la serie resultara cancelada por sus malos datos de audiencia, ya había marcado un hito al ser la primera serie de un canal generalista estadounidense en contar con una actriz transgénero en un papel protagonista. Se trata de Laverne Cox, conocida por Orange Is the New Black, que aquí interpreta a una de las abogadas del bufete en el que se ambienta la historia. Como dice Phelan, su personaje cuenta con una historia de amor a lo largo de la temporada. «Creo que esta historia de amor es algo que la gente no ha visto antes. Es divertida, sexi y emocionante», describe el productor.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.