Entrenador de Deontay Wilder revela los motivos de la estrategia para enfrentar a Joseph Parker

Malik Scott reconoció que fue su total responsabilidad la derrota de Wilder y detalló cuales fueron los motivos por los que tomaron la decisión de ejecutar la estrategia para enfrentarse a Parker

El entrenador del boxeador Deontay Wilder, Malik Scott, decidió acabar con los cuestionamientos generados en los últimos días y habló sobre la estrategia que utilizaron para poder enfrentar a Joseph Parker en un duelo en el que su peleador resultó ampliamente superado; este hecho se debe a que Wilder salió a boxear y moverse más de lo que está acostumbrado y que terminó afectando su rendimiento en el cuadrilátero.

Estas declaraciones las realizó Scott durante una entrevista ofrecida para Fight Hype, donde detalló que Deontay Wilder no tuvo el mejor combate registrado de sus últimos encuentros y esto se terminó viendo reflejado en el resultado final.

“Deontay perdió una pelea grande, no tuvo una buena actuación y es tiempo de crucifixión. Es momento de ser crucificado, todos sabemos cómo funciona esto. Un minuto eres el orquestador, y al siguiente minuto soy quien se lleva todos los golpes”, resaltó el reconocido entrenador de boxeo.

Malik Scott reveló que el principal objetivo desde el inicio del enfrentamiento contra Parker era que justamente su rival fuera al frente para poder tenderle varias trampas y así afectar su estilo de pelea con la poderosa mano derecha que posee Deontay Wilder; a pesar de esta intención los objetivos no fueron logrados por el pugilista y terminó siendo superado por su contrincante.

“En el primer round intentamos crear un ambiente cómodo, tal como lo hizo contra (Robert) Helenius o contra (Luis) Ortiz la segunda vez. Y todos sabemos que tiene ese golpe noqueador. Salimos con la perspectiva de tenderle trampas al rival, para hacerlos venir y hacerlo pagar. Y para el segundo o tercer round, ya habíamos creado ese ambiente cómodo, donde teníamos que hacerlo fallar y hacerlo pagar. Pero eso siguió y siguió, y esos golpes nunca llegaron. (Deontay) tuvo un día terrible y nunca pudo jalar el gatillo”, agregó.

Para finalizar, el entrenador de Wilder detalló que esta estrategia estuvo inspirada en el nocaut que consiguió ante Robert Helenius en el primer round de su combate con un plan similar al de este último enfrentamiento.

“Nosotros orquestamos un plan de pelea y armé el escenario perfecto para la decapitación de Robert Helenius. Yo sabía que Helenius iba a venir hacia adelante y así no es tan bueno, como cuando tú tienes que ir por él. Así que yo quería que él viniera hacia la bomba, pero antes de que él viniera hacia la bomba, yo quería que Deontay se moviera para hacerlo (a Helenius) girar y reposicionar los pies para así ponerlo en posición para la bomba. Y cuando lo hizo, Deontay logró uno de los nocauts más espeluznantes, y el golpe llegó estando en el pie trasero, mientras hacía a Helenius reposicionar sus pies. En esa ocasión, no escuché a nadie preguntarse por qué Malik lo hizo a Deontay retroceder o moverse de lado a lado. Y no dijeron nada de eso, debido al resultado que obtuvimos de eso”, agregó.

“Si Deontay hubiera salido a moverse como se estaba moviendo y conecta a Parker después de tres o cuatro rounds, nadie estaría diciendo nada. Todos estarían elogiándome por el cambio que logré en el peleador. Y eso no es algo malo, simplemente es algo humano, y lo entiendo. Simplemente, lo que pasó es que Deontay no pudo jalar del gatillo esa noche, ya sea por inactividad, o porque se quedó sin ideas, o porque se sintió excesivamente cómodo moviéndose. Él veía los blancos para tirar los golpes, pero los golpes no salían”, concluyó Scott.

Por Gerardo Romero

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *