Hamilton, cuando quiere: vence en Hungría y ya es líder del Mundial

De la resaca de su tercer Mundial de Fórmula 1, tras sus fiestas invernales en Abu Dhabi, Nueva York y Londres con raperos, actores y hasta su madre (allí estaba siempre), Lewis Hamilton se levantó en mayo con 43 puntos perdidos.

Su compañero en Mercedes, Nico Rosberg, había empezado la temporada con cuatro victorias consecutivas, el cambio previo de mecánicos entre ambos tampoco le favorecía y la desventaja parecía un problema. Pero ya no lo es. Dos meses después de aquella maniobra en Montmeló que se intuyó desesperación, encarrilados cinco triunfos en sólo seis carreras, el británico ya ha recuperado el dominio del campeonato y se dirige, aún en el ecuador del curso, hacia su cuarto título mundial.

Más allá de la culminación de la remontada y de la agresividad exhibida en citas anteriores (hasta llegar a pedir una sanción para su compañero), la superioridad que exhibió este domingo en Hungría fue la prueba definitiva de su futura victoria en el certamen. Hasta los responsables de su escudería se desesperaban con la preponderancia que Hamilton utilizaba con descaro: sólo necesitó adelantar a Rosberg en la salida para empezar a jugar con él buscando su desdicha.

En la primera parte de la carrera, ralentizó el paso para que Daniel Ricciardo les atrapara y se colocara entre ambos; en la segunda parte, manejó acelerones y frenazos para que el alemán probara un acercamiento y cometiera algún fallo.Ninguna de las dos estrategias le funcionó, pero igualmente pudo salir de Hungaroring con celebración y cuatro puntos de ventaja en la general. Su tranquilidad encima del podio resumía perfectamente el amplísimo margen de su victoria y la naturaleza adormecedora de la prueba. Más allá del adelantamiento primigenio de Hamilton y de la remontada de Kimi Raikkonen del decimocuarto al sexto puesto, nada ocurrió.

Fernando Alonso acabó séptimo, su tercera cita en los puntos esta temporada, y Carlos Sainz finalizó octavo, después de intercambiar sus posiciones en la salida y de pelear en la distancia por la plaza.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.