Katy Perry muestra su emoción la asistir al concierto de Taylor Swift

Katy Perry asistió al más reciente concierto de Taylor Swift en la ciudad de Sidney, Australia.

Katy Perry se convirtió en una “swiftie” más durante el último concierto de Taylor Swift en la ciudad de Sidney, Australia. Y es que gracias a una variedad de videos, que circulan en redes sociales, la intérprete de “Roar” dejó ver su emoción y amor por Swift de inicio a fin.

A través de su cuenta oficial de Instagram, Perry también mostró parte de su “experiencia” al compartir diversas fotografías de su asistencia al show de Swift así como pequeños clips del concierto en vivo.

Incluso, en una fotografía dentro de la publicación, la cantante se dejó ver con la también artista Rita Ora, quien se mostraba entusiasmada de presenciar el show de Swift: “Tengo que ver a una vieja amiga brillar esta noche”.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de KATY PERRY (@katyperry)

Taylor y Katy: una historia de amor y enemistad

A pesar de la gran amistad que se puede percibir en las fotografías y el mensaje de Perry, cabe resaltar que esto no fue siempre así. Años atrás, Perry y Swift mantenían una enemistad marcada. En sus inicios, las cantantes solían compartir momentos en diversos escenarios como entregas de premios o, incluso, intercambiar mensajes a través de diversas redes sociales.

Sin embargo, el origen de su antigua “rivalidad” inició tras la relación que tuvo Katy Perry con el cantante John Mayer en 2012. Es importante mencionar que antes de comenzar su romance con Perry, Mayer había sido pareja de Taylor, a quien dejó graves heridas emocionales tras su rompimiento.

Como parte de su proceso de “sanación”, la misma Swift escribió y publicó la canción “Dear John”, en donde dejó entrever la relación que tuvo con el artista. Sin embargo, el verdadero comienzo del “pleito” entre ambas estrellas surgió cuando tres bailarines que trabajaban con Taylor en su gira “Red”, decidieron dejar a la estadounidense y unirse a la próxima gira de Perry, llamada “Prism”. Cabe resaltar que el trío de bailarines ya habían trabajado anteriormente con Kary en su gira “California Dream”. Al revelar su decisión al equipo de Taylor, fueron inmediatamente despedidos.

Posterior a esto, la rivalidad creció aún más cuando el exitoso sencillo de Perry, “Roar”, fue acusado de plagiar la canción “Brave” de Sara Bareilles. Luego de la acusación, Taylor decidió invitar a Bareilles a colaborar juntas, lo que ocasionó una mayor polémica entre ambas estrellas.

En los siguientes años, ambas cantantes se enfrascaron en diversas controversias a través de tuits, como el de Perry llamando “Regina George con piel de cordero” a Swift, en alusión a la cinta “Mean Girls”, o la inclusión de Selena Gómez como parte del pleito. Finalmente, y luego del lanzamiento de diversas canciones, tanto de Perry, “Swish Swish”, como de Swift, “Bad Blood”, fue Katy quien decidió iniciar con la reconciliación a través de diversas entrevistas en donde explicó el origen del problema y una disculpa.

Fue hasta mayo de 2018 que mediante el video de Taylor Swift, “You Need To Calm Down”, las estrellas estadounidenses “firmaron la paz” cuando Perry apareció en el video de Taylor, dándose un abrazo como señal de amistad.

Por Miguel Ángel Escudero

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *