La Audiencia Nacional ordena reabrir la investigación a Neymar por su fichaje con el Barça

El tribunal mantiene la imputación por corrupción y estafa

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha ordenado al juez José de la Mata reabrir el ‘caso Neymar’ para procesar al delantero brasileño, a su padre, al expresidente del Barça Sandro Rosell y al Santos por el supuesto engaño al fondo brasileño DIS en el precio del traspaso.

El fondo DIS gestionaba el 40% de los fondos federativos del delantero y, según la Fiscalía, dejó de cobrar 3,2 millones de euros que le hubieran correspondido. El F.C. Barcelona no está imputado en este procedimiento.

INDICIOS DE CORRUPCIÓN

Con esta decisión se revoca el archivo de la causa por el fichaje acordado por el juez José De la Mata en julio y se le ordena la continuación de las actuaciones por los trámites del procedimiento abreviado (paso similar al procesamiento) al ver indicios de delitos de corrupción entre particulares y estafa impropia.

Respecto al delito de corrupción entre particulares, los magistrados examinan dos contratos de 15 de noviembre y 6 de diciembre de 2011 cuyo objeto es precisar las condiciones de transferencia del jugador y concluyen que hay indicios de delito por cuanto «mediante la firma de los contratos se alteró el libre mercado del fichaje de futbolistas”.

En relación al delito de estafa impropia, circunscrito a los contratos realizados en el 2013 cuando el FC Barcelona anticipa la contratación de Neymar Jr, sin esperar que fuera libre al año siguiente, se constata que, en principio, el Santos cedió al club azulgrana los derechos federativos por el precio de 17,1 millones, operación que fue comunicada a DIS, que percibió el 40%. «Ahora bien», dicen los jueces. «Sobre esta premisa, tienen lugar otros contratos que, aun habituales en el mundo futbolístico, este tribunal aprecia indicios de simulación consciente y urdida para la comisión de estafa».

Entre ellos, menciona el contrato para la celebración de un partido amistoso entre el FC Barcelona y el Santos FC, de carácter gratuito, en el que expresamente se pactaba que si el contrato no se celebraba mientras Neymar Jr. era jugador del FC Barcelona, este club abonaría al Santos FC la “no despreciable» cantidad de 4,5 millones.

«A través de este contrato puede desprenderse, sin dificultad, de una parte, el desconocimiento de los derechos a favor de DIS y, de otra, la vinculación de este pacto al fichaje del jugador acabado de realizar», señalan los magistrados, quienes añaden que, a día de hoy, las partes reconocen que este contrato no se ha cumplido.

El fiscal cifraba el dinero ‘real’ abonado por el fichaje en 83 millones de euros y precisaba que, como consecuencia de la dinámica desplegada en la contratación, la empresa DIS dejó de percibir 10 millones de euros, por lo que debe ser indemnizada con 3,2 millones.

La Audiencia vio en principio indicios de que el Barça y el Santos «simularon varios contratos» por medio de los cuales se pudo haber disfrazado el pago fingiendo otros conceptos irreales con clara intención de perjudicar a DIS.

Pero tras tomar declaración al jugador, sus padres, al presidente Bartomeu y a su antecesor, Sandro Rosell, el juez dictó que los hechos que rodearon al fichaje no pueden ser perseguidos penalmente.

Eso sí, el juez tiró de orejas al Barça por algunas conductas, como hacer efectivo un pago al jugador días antes de un partido importante entre ambos equipos (el Mundial de Clubs), que pueden tener «repercusión deportiva, ética y disciplinaria», pero no penal. Eso ahora también está por ver.

El Barça asegura que no existe «ninguna infracción penal»

El Barça expresó su «disconformidad»· por la decisión de la Audiencia Nacional de estimar el recurso del ministerio fiscal y ordenar al juez José de la Mata reabrir el caso Neymar. El club azulgrana aseguró que demostrará su inocencia y la del jugador en el juicio. «El juez instructor, que inicialmente había acordado sobreseer el caso de todos los investigados, deberá reabrir ahora la causa y terminar celebrando un juicio. En este juicio, el FC Barcelona mantendrá las tesis que siempre ha defendido a lo largo del proceso y demostrará la inocencia de todos los investigados», afirmó el club catalán en un comunicado. «Estamos en absoluta disconformidad con la resolución de la Sala. El juez de instrucción había realizado una investigación muy profunda y entendemos que este auto no rebate su teoría. A partir de ahora, defenderemos el posicionamiento que siempre hemos tenido y es que no se ha cometido ninguna infracción penal», aseguró el portavoz azulgrana Josep Vives.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.