Shakira se va de Miami tras advertencias de que puede pasar ocho años de cárcel por presunto fraude fiscal

La cantante colombiana Shakira fue vista saliendo de un aeropuerto de Miami con sus hijos Sasha y Milan luego de la noticia de que fue declarada culpable por la fiscalía española de presunto fraude fiscal

Shakira ha dejado Miami entre advertencias de que puede enfrentar hasta ocho años de cárcel por presunto fraude fiscal. La cantante colombiana, de 45 años, fue fotografiada este martes con sus hijos Sasha, de siete años, y Milan, de nueve, en el aeropuerto de la ciudad.

La artista, que comparte los niños con el futbolista español Gerard Piqué, de 35 años, del que se separó recientemente tras las acusaciones de engaño, fue declarada culpable por la fiscalía española de presunto fraude fiscal por $14.5 millones de dólares, entre los años 2012 y 2014.

Los cargos figuran en un escrito de acusación presentado por los fiscales ante el juzgado de instrucción cerca de Barcelona, que se hizo público por primera vez el pasado 29 de julio. Ahora, la institución ha pedido una pena máxima por seis cargos distintos de fraude para la intérprete del tema ‘Te felicito’.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de irem loves shakira ღ (@shakiragiddy)

Por su parte, la ganadora del Grammy ha respondido a través de sus representantes que “siempre ha cooperado y respetado la ley, demostrando una conducta impecable como persona y como contribuyente y siguiendo fielmente el consejo de PriceWaterhouse Coopers, una prestigiosa y mundialmente reconocida firma fiscal”.

La cantante confía en que su inocencia quedará demostrada al final del proceso judicial, ya que considera que “desgraciadamente, la Agencia Tributaria española, que pierde uno de cada dos pleitos con sus contribuyentes, sigue violando sus derechos y persiguiendo otro caso sin fundamento”.

Además de una condena de ocho años de prisión, los fiscales del Estado quieren que Shakira sea multada con $24 millones de dólares por intereses.

La intérprete colombiana está acusada de fingir que vivía en el extranjero para evitar el pago de impuestos a pesar de haberse mudado a Barcelona en 2011 para estar con Piqué. Anteriormente, la cantante tenía su residencia en las Bahamas y se registró como residente fiscal de pleno derecho en España hasta 2015.

Los residentes oficiales en España deben pagar impuestos sobre sus ingresos en todo el mundo. Las personas que suelen pasar más de 183 días en un año natural en ese país, se consideran residentes españoles a efectos fiscales.

Los inspectores de Hacienda pasaron más de un año investigando a la cantante e incluso visitaron su peluquería favorita en Barcelona y rastrearon sus redes sociales para intentar demostrar que pasó la mayor parte de los tres años en litigio en España

Llegaron a la conclusión de que había pasado 242 días en España en 2012, 212 días en 2013 y 243 días en el país en 2014.

El informe presentado por los fiscales alegaba que el tiempo que pasó fuera de España fueron “ausencias esporádicas” vinculadas al trabajo. Por su parte, Shakira ha negado cualquier infracción.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Shakira (@shakira)

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.