Amanda Demanda, celebra cinco años de excelencia y éxito legal

La jurista celebra su quinto aniversario y el reconocimiento de que su firma sea evaluada como el Mejor Grupo Legal de Lesiones Personales de Miami-Dade, según sondeo popular.

“Nadie conoce las compañías aseguradoras como yo, porque trabajé para ellas”. Revela Amanda Demanda al medio digital Diario las Américas, líder de Amanda Demanda Law Group, firma de abogados que celebra su quinto aniversario galardonada como el ‘Mejor Grupo Legal de Lesiones Personales en Miami’, de acuerdo con un ranking presentado por The Miami Herald en el que los residentes de Miami-Dade pudieron votar a través de una encuesta en línea.

Nacida y criada en Miami, en la popular zona de Kendall, Amanda Demanda asegura sentirse orgullosa de ser testigo del crecimiento y desarrollo económico, social y cultural del sur de Florida, lo que le ha permitido empaparse de toda la multiculturalidad del condado y -en consecuencia-, le ha dado las herramientas para poder defender con mayor fuerza y entereza a sus residentes.

Nacida y criada en Miami, en la popular zona de Kendall, Amanda Demanda asegura sentirse orgullosa de ser testigo del crecimiento y desarrollo económico, social y cultural del sur de Florida, lo que le ha permitido empaparse de toda la multiculturalidad del condado y -en consecuencia-, le ha dado las herramientas para poder defender con mayor fuerza y entereza a sus residentes

“Soy hija de inmigrantes cubanos, y formo parte de la primera generación de mi familia que logró graduarse de la universidad”, dijo la jurista con orgullo. “Siempre fui una niña de carácter y demandante. Por otra parte, me encantaba ayudar a la gente. De adolescente comencé a involucrarme en la política y a participar en las instancias de liderazgo de mi high school. Pero cuando comencé mi vida laboral, fue el momento en el que entendí que sería una buena abogada”.

Con los pies en la tierra

Especializada en el área del derecho de lesiones personales, Amanda Demanda asegura que el camino al éxito no ha estado exento de adversidades, ya que, como hija de inmigrantes, sus padres nunca contaron con recursos económicos para ayudarla a financiar la carrera de Leyes. Por otra parte, ya había cumplido 25 años, una edad avanzada para comenzar desde cero.

“No fue un camino fácil y debí tener mucha paciencia. Primero, me gradué de Ciencias Políticas en la Universidad de Miami, pero además estudié Producción de Televisión y obtuve una maestría en Literatura Española. Y esto es algo de lo que me siento muy orgullosa porque la lengua hispana siempre ha sido trascendental en mi vida. Es el idioma de mis padres, pero también es el idioma gracias al que puedo entender, empatizar y comunicarme con más de 60% de mis clientes”, dijo la jurista quien comenzó su trayectoria profesional trabajando en el área de mercadeo y publicidad de importantes compañías nacionales, hasta que decidió enfocarse en cumplir su sueño.

“Hace más de una década en Miami había muchos abogados que hacían lo que hago, pero todos eran hombres, americanos, y judíos. No había hispanos, y mucho menos mujeres”, dijo la abogada que, mientras trabajaba y estudiaba, decidió seguir su sueño con la ayuda de préstamos que les permitieron cumplir su anhelo de estudiar Leyes, carrera que ejerce hace más de una década.

Una vocación de vida

Tras trabajar por casi un año como parte de los equipos legales de grandes compañías trasnacionales, Amanda Demanda reconoce que pudo ver en primera persona cómo las aseguradoras logran “pagar menos dinero a las personas lesionadas y engañar a las víctimas de accidentes”, afirmó.

“Yo no podía dormir en las noches, hasta que un día me dije: ‘Tengo que seguir haciendo esto, pero desde el lugar correcto’, y comencé mi propia firma para defender a la comunidad”, recordó la jurista.

“Miro hacia atrás y pienso que fue una gran experiencia porque me empapé muy bien de todas las maneras en las que las grandes compañías aseguradoras tratan de salirse con la suya”, dijo Amanda Demanda, quien destaca entre sus pares por consolidarse como una de las abogadas litigantes de mayor éxito.

Convencida de que las mujeres deben sentir y promover con fuerza y determinación su pasión de vida, Amanda decidió cambiar su apellido para convertirse legalmente en Amanda Demanda. Más que el nombre de una marca, un estilo de vida con el que se enfrenta a todos los obstáculos y desafíos que se presentan en su vida profesional y personal.

“Siempre he pensado que, si las mujeres nos cambiamos el apellido por el esposo, ¿Por qué no cambiarlo por nuestra vocación o profesión? Es por esta razón que decidí convertirme en Amanda Demanda”, dijo la jurista cuyo nombre funge como respaldo de su éxito profesional.

“Llevo al cliente de la mano desde el inicio hasta el final, y soy de las pocas mujeres abogadas litigantes que asisten a los Tribunales a pelear por ellos. Muchos colegas se venden como abogados agresivos, pero son muy pocos lo que acuden a la Corte a litigar, y yo soy una de ellas, por eso me siento orgullosa”.

Directora del Cuban American Bar Association, miembro de la junta directiva de Florida Justice Association y secretaria de Miami Dade Trial Lawyers Association, Amanda Demanda también realiza trabajo ‘pro bono’, y filantrópico pues le ofrece ayuda a La Liga Contra el Cáncer, y participa en eventos comunitarios como donante.

Decidida a abrirse paso en un mundo agresivo y liderado por hombres, Amanda Demanda anhela expandir sus servicios a otros estados, y seguir compatibilizando su vocación junto a su rol de madre de su hijos Enmanuel (8) y Eloise (5).

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *