Fruko y sus Tesos en la ciudad condal

«POR FIN EN BCN FRUKO,Y NO PRECISAMENTE EL DE PIÑA»: Yo si me vanaglorio de algo en esta vida es de tener una memoria de elefante.

Albert Díez

De auténtico paquidermo. En mi caso me encanta establecer eso que se denomina un «Paralelismo cronológico», es decir, que muchas de tus vivencias y episodios van asociados directamente a melodías y canciones concretas que describen con precisión biográfica y dan color vistoso de acuarela a esas experiencias en primera persona.Es como un contexto narrarivo-MUSICAL.

Corria el remoto año 2001, que fatídicamente vería impotente como las «Twin Towers» de Nueva York se desplomaban como dos castillos de naipes y hasta ese momento la única salsa que yo conocía era la mayonesa. Lo admito. Pero todo tiene un origen. Un principio. Una Genesis explicativa. Las vueltas de la existencia.

En esa fecha, con el nuevo siglo recién estrenado, fue cuando comenzó mi idilio con Fruko y sus Tesos entre otras grandes luminarias de la salsa más primigenia. Quiza casualidad. O Porque así lo querría el destino. Andaba en una calurosa noche de verano parrandeando en un bar latino que ya no existe, en pleno corazón del paralelo BARCELONES, una zona bohemia donde antaño se ubicaron algunos de los más populares teatros de La Ciudad Condal, justo delante de lo que era «Barcelona de Noche» y que posteriormente se bautizó como «El palacio de la Salsa», llamado El MOKANO (algunos viejos del lugar lo recordaran seguramente).

De repente de entre los parlantes del local emergio como un latigazo brutal de salsa golpeadora un tema que era como un tren expreso sin frenos de emergencia. Aquella descarga me dejo temblando de ESCALOFRIO en el taburete entre sorbo y sorbo de whisky. Sin reaccion y con el enigma en mi interior. Dandome vueltas en mi cabeza. El Dj, preguntado por mí ante mi tremenda ignorancia, me respondió: «Es Fruko y sus tesos. Salsa dura y clasica colombiana».

img_3899

Me dejo anonadado y boquiabierto ese tema desbocado y que te abre en canal titulado «Cachondea». Esas percusiones rompe-cueros a todo taco resultaban atronadoras por todos los rincones del barcito. Hay que decir que el volumen estaba demasiado alto y todavía el impacto acústico era mayor. Con la perspectiva del tiempo transcurrido da mucho respeto pensar y comprobar que por la afamada orquesta de Don Julio Ernesto Estrada Rincón, Fruko para los amigos salseros de siempre, natural de Medellín, Colombia, pasaran divinidades del canto como el inmortal Joe Arroyo (siempre genuflexión y reverencia al centurión de la noche nacido en Cartagena de Indias), El añorado Piper Pimienta (uno de los mejores y más personales cantantes colombianos de salsa de la historia), John Jairo Murillo o el entrañable Wilson Saoko (la voz inconfundible de «El Preso»).

Como en el caso de otras Luminarias destacadisimas del género, Fruko vino más que enamorado de la salsa en un rutilante viaje a Nueva York de finales de los años 60. ¿Que extraño hechizo ejercía en aquel periodo, casi como un efecto iman, la COSMOPOLIS con el skyline más famoso de la tierra? Son casi 5 décadas de reconocida trayectoria musical, enarbolando y ondeando bien alto la bandera tricolor cafetera y dejando en el arcón de los súperclasicos salseros decenas y decenas de himnos que deben constar en los recopilatorios más serios, completos y exhaustivos dentro de la historia más granada de la Salsa de baúl. La primigenia. La clásica. La original. La que no es moda y nunca fenece. Les tengo verdadera admiracion y jamás pude disfrutarlos en sus volcánicos y electrizantes directos.Hoy me sacare la espina clavada.

Mi compadre y hermano de rumbas Manotas le dio donde era. Apuesta valiente y con mucho criterio. En la tecla exacta.Por fin un artista que no era cromo repetido. Uno de los conciertos de salsa del año. Para los coleccionistas. Para los gourmets. Para los paladares selectos. ¿Querian golpe? Pues ahí les va y con mazo de plomo.Irrepetible e inedito. Primera vez que nos visitan estas autoridades en la materia salsera. «LA CIUDAD TOTAL», BCN, sera testigo de excepción de este alunizaje esta noche de Viernes en la Sala THE BUNKER.

La vieja escuela,la vieja guardia salsera tiene una cita obligada, irrenunciable e inexcusable con los creadores de «El Caminante»(una de mis favoritas), «El ausente», «El Preso», «Botando corriente», «Cachondea», «La borincana», «El patillero», «Los charcos», «Manyoma», «Catalina del mar», Los patulekos», «Lloviendo», «El negro chombo», «El cocinero Mayor», «Los charcos», «El arbol», «Mosaico santero», «Yo soy el punto cubano», «Nací en la barriada», «A la memoria del muerto», Charanga campesina», «Tania», «Barranquillero arrebatao», «Salsa na ma», «Confundido», «Se me olvido otra vez», «Mi libertad», «Tronco seco», «Sale el boogaloo», «El swing de Fruko», «Descarga espectacular»……..y podría seguir y seguir enumerando canciones incrustadas en la memoria del buen aficionado salsero hasta el fin de los días.

Esta madrugada las 4 cuerdas del contrabajo del maestro sonaran atronadoras y firmes ante las partituras y los pentagramas. «La ciudad de la eterna primavera», el Medallo, presente en la atmósfera de LIVING. Contando las horas restantes para verlos y disfrutarlos en riguroso directo. El hipódromo mayor de la SALSA afortunadamente dejó sus puertas abiertas de par en par y uno de sus más puros podencos anda suelto y sin riendas por nuestros dominios. CAZALO SI PUEDES!!!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.