La Juventus de Dani Alves será el rival del Barça de Messi

El equipo de Allegri ha mejorado respecto a la final del 2015 y sigue dominando la Liga italiana

Dani Alves no quería volver al Camp Nou con la Juventus y enfrentarse a sus antiguos compañeros, pero no le quedará otro remedio. Regresará a la que ha sido su casa ocho años (2008-16) y peleará con Neymar, uno de sus mejores amigos. El Juventus-Barça es una de las eliminatorias más apasionantes e inciertas de los cuartos de final, junto con otro clásico del fútbol europeo: el Bayern-Madrid. El partido de ida se jugará el martes 11 de abril y el de vuelta, el miércoles, día 19. Cuatro días después, tendrá lugar el Madrid-Barça en la Liga.

La Juventus se cruza de nuevo en el camino azulgrana tras el último duelo que depararon en la final de Berlín en el 2015. El Barça se proclamó campeón con un claro 3-1. Desde entonces, el cuadro italiano ha seguido reforzándose y progresando para reincrustarse en la élite continental. Aquel equipo que perdió a Morata, Pirlo, Arturo Vidal y Pogba es un conjunto muy bien reforzado. Mejor que aquel.

Líder sólido en Italia, su paso por la Champions es igual de poderosa: ha ganado seis de los ocho partidos y ha empatado los otros dos. El incombustible Gialuigi Buffon solo ha encajado dos goles en toda la competición. Gonzalo Higuaín, con tres goles, es el máximo goelador de una Juve que ha anotado 14 tantos.

Desde la final de Berlín ha cambiado más la Juventus que el Barça. En las filas de Luis Enrique apenas se registra el cambio del lateral derecho, tras la marcha de Alves, que ha sido sustituido por Sergi Roberto, el héroe del milagro de octavos. Umtiti y Mascherano se disputan una de las pazlas de central al lado de Piqué, pero el resto del equipo es el mismo.

Massimiliano Allegri (49 años) ha inyectado una renovación más sensible y un punto más atrevida sobre una base de 4-2-3-1. La defensa ha cambiado los laterales, con Alves y Alex Sandro, mientras que en el centro todavía perviven Bonucci y Chiellini. Khedira y Marchisio suelen jugar en el centro del campo, y por delante dispone de varias combinaciones, según el tono más osaso o conservador que quiera imprimirle. Cuadrado, Pjanic y Mandzukic se reparten las bandas; el centro se reserva para la creatividad de Paulo Dybala, la nueva promesa argentina, mientras que el eje de la delantera lo conserva el exmadridista Higuaín.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.