La prensa británica está molesta por el documental de ‘Harry & Meghan’

Diversos medios de Reino Unido reaccionaron tras el estreno de la serie de los duques de Sussex, quienes los criticaron por la forma en la que presentan la información al hablar de la familia real.

La docuserie ‘Harry & Meghan’ de Netflix no ha sido bien recibida por la crítica británica especializada, el príncipe Harry y Meghan Markle han acaparado los titulares noticiosos de los periódicos y ha causado molestia para algunos políticos.

En la serie, el príncipe Harry describe cómo los medios impresos de su país exageraban, distorsionaban y fabricaban historias sobre la pareja. Incluso indicó que algunos medios de comunicación daban a los reporteros el título de “corresponsal real” para darles a sus afirmaciones “credibilidad adicional”.

Los duques de Sussex también compartieron en el programa de la plataforma de streaming que repetidas ocasiones han sido invadidos a su privacidad por el constante acoso de los paparazzi.

De acuerdo con ‘The Hollywood Reporter’, ‘The Sun’ y ‘The Daily Mail’, periódicos contra los que el príncipe Harry ejerció acciones legales hace algún tiempo, aprovecharon el debut de la docuserie para llenar sus sitios con contenido relacionado con los duques.

Por su parte, el editor real de ‘The Daily Mail’ indicó que los duques de Sussex “quieren derribar la monarquía”, la portada del rotativo británico no le dio tregua al príncipe Harry y Meghan Markle.

En tanto, medios com de ‘The Guardian’, reportaron que “dentro de las dos horas posteriores al lanzamiento de los primeros episodios, las 12 historias principales en MailOnline trataban sobre la pareja, con fotos, gifs y capturas de pantalla. The Sun publicó siete historias sobre la pareja en línea en las primeras dos horas”.

En la serie, Markle dijo que no se nos había permitido contar su historia, “siempre ha sido así, agregan juntos, al explicar que desde su primera entrevista conjunta, el 27 de noviembre de 2017, tras el anuncio de su compromiso, todas sus declaraciones y comportamientos fueron “un reality show orquestado” por el palacio.

“La jauría de corresponsales reales es en esencia una rama extendida de las relaciones públicas de la familia real, un acuerdo que ha existido durante más de 30 años”, afirmó Harry, quien sigue considerando a la prensa sensacionalista responsable de la muerte de su madre, la princesa Diana, en 1997, cuando era perseguida por los paparazzi.

Harry añadió que los medios de comunicación de su país se sienten con el derecho de pensar que la familia real es suya y eso hace que intenten explotarla, aseguró que “su trauma es nuestra, según ese contrato no escrito”.

El príncipe añadió que hay una campaña de publicidad negativa contra ellos cuando se resistieron a un acoso que se extendió a los amigos y familiares de Meghan en Estados Unidos.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *