Los Marlins echan a Barry Bonds tras una temporada como coach de bateo

En una sacudida que pocos esperaban, los Marlins le dieron un vuelco a su equipo de coaches que ha comenzado con la cabeza de Barry Bonds, quien pierde su puesto de entrenador de bateo tras una sola temporada.

Junto con Bonds, uno de los mejores toleteros de todos los tiempos, se marchan el coach de tercera base Lenny Harris -uno de los preferidos de los jugadores- y el de bullpen Reid Cornelius.

En un reciente encuentro con la prensa, el manager Don Mattingly dijo que habría de esperarse el final de la contienda para evaluar bien el trabajo de Bonds, pero dejó en claro que las labores más duras las llevaba el otro coach de bateo, Frank Menecchino.

A pesar de contar con un promedio decente (.263), los peces finalizaron en la plaza número 13 de los 15 clubes de la Liga Nacional en porcentaje de slugging (.394) y eran notorios por dejar demasiados hombres en base.

Basta decir que Miami sumó 655 anotadas para finalizar en la posición 13ra entre los equipos del viejo circuito y sus bateadores eran criticados por no saber realizar los ajustes frente a los abridores rivales.

Bonds obtuvo crédito por el desarrollo de una figura como Marcell Ozuna, pero en la segunda mitad el dominicano no pudo sostener el tremendo paso de los primeros tres meses al conectar para .209 en los finales.

Cuando Jeffrey Loria contrató a Bonds en el invierno pasado, creo un poco de controversia y surgieron dudas sobre la capacidad y la paciencia de la estrella para transmitir sus conocimientos.

Otros dudaban que Bonds tuviera la disciplina necesaria para aguantar los rigores de los viajes y las rutinas diarias de entrenamiento, luego de algún tiempo alejado de los terrenos.

La que concluyó el domingo en su fase regular es la novena temporada perdedora de los peces de manera consecutiva y la número 13 sin que se alcance los playoffs, algo que no sienta bien con la fanaticada y no puede esconderse en su contundencia numérica: el equipo terminó con una marca mediocre (79-82) y 15.5 juegos de los líderes de su división.

Esta fue la primera de muchas decisiones que se esperan en los próximos días, entre ellas, la elección de la opción del equipo por $2 millones y una temporada más para Ichiro Suzuki y el anuncio oficial del acuerdo con Martín Prado por $40 millones y tres contiendas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *