Mensaje estremecedor de un jugador musulmán de rugby tras la masacre en Nueva Zelanda

Sonny Bill Williams, integrante de los All Blacks, rompió en llanto durante un video transmitido por Twitter

El ataque contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur, provocó un cimbronazo emocional desde todos los ámbitos en Nueva Zelanda.

Siendo el rugby el deporte principal en ese país, uno de los que alzó la voz fue Sonny Bill Williams, jugador de la selección, que quedó envuelto en lágrimas al conocer el atentado que dejó casi 50 muertos.

Antes de oficializarse el recuento de víctimas, el centro de los All Blacks publicó un estremecedor mensaje de video en su cuenta de Twitter. Desde un auto y con una gorra, el jugador no ocultó su consternación.

El musulmán oriundo de Auckland, de 33 años, manifestó sus condolencias a los afectados por la tragedia.

“Acabo de escuchar las noticias”, comenzó con la voz entrecortada. “No puedo poner en palabras cómo me siento ahora“, agregó.

“Enviando mi pésame (súplica) a las familias. Solo enviando mi pésame a sus seres queridos. Inshallah (si Dios quiere), todos ustedes estén en el paraíso. Estoy profundamente entristecido de que esto suceda en Nueva Zelanda”, comunicó el campeón del mundo, que se enfrentó varias veces frente a equipos argentinos.

La historia de Williams está vinculada también con su adicción al alcohol. Luego de superar su adicción que lo dejó cerca de la muerte, se convirtió al Islam en 2011 y recompuso su vida, para transformarse en uno de los grandes referentes del rugby de Nueva Zelanda en su condición de All Black, pero también tuvo su paso como boxeador profesional hasta 2015.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *