North West está harta de tantas fotos y lleva años diciéndolo

Durante un evento de moda, en el que Norht asistió con Kim Kardashian, North levantó de pronto un cartel con la palabra ‘Stop’ y se quedó mirando fijamente a los fotógrafos por encima de sus gafas de sol. Parece que la joven tiene carácter

North West ha crecido literalmente ante los ojos del mundo y con una cámara delante, bien fuera las de los paparazzi, las del reality de su familia materna o la del teléfono móvil de su madre. Recordemos que se trata de la hija mayor de Kim y Kanye, dos de las celebridades más famosas del mundo, que siendo tan solo un bebé ya apareció en las páginas de Vogue.

En 2015, cuando tenía dos años, protagonizó un momento icónico de la cultura pop que ha inspirado un meme muy popular en internet cuando empezó a gritarle a los fotógrafos “nada de fotos, nada de fotos” mientras caminaba por la calle con su niñera. Eso es lo mismo que le dijo entre lágrimas a su madre un año más tarde durante un reportaje fotográfico; el berrinche, por supuesto, quedó documentado por Kim en Instagram.

En la imagen: Kim Kardashian y Anna Wintour junto a North West. / Foto de Getty Images

Esta semana North ha acompañado a la celebridad a varios eventos de la Semana de la Moda de París. En la mayoría de sus apariciones públicas se ha comportado como una auténtica veterana de este tipo de eventos, poniendo cara seria mientras posaba con su madre, pero en el desfile de Jean Paul Gaultier se le acabó la paciencia. En medio del espectáculo, North levantó de pronto un cartel con la palabra ‘Stop’ y se quedó mirando fijamente a los fotógrafos por encima de sus gafas de sol.

Kim ha explicado ahora en Instagram que no se dio cuenta de lo que estaba haciendo su hija, pero le parece muy gracioso. La niña, por cierto, ha demostrado tener muchos recursos porque utilizó la invitación que le habían dado para hacer una señal improvisada.

La fuerte personalidad de North, que recuerda a ratos a la de su padre, se ha vuelto en ocasiones en contra de su madre. En plena pandemia, mientras Kim realizaba un directo pidiendo a sus seguidores que mantuvieran la distancia social y comprobaran con regularidad que sus seres queridos estaban bien, ella le respondió desde fuera de plano que debería ocuparse más de sus hijos y menos de sus amigos. En otra ocasión interrumpió un directo de la celebridad, en el que ella confesó que sus hijos la estaban volviendo loca, para dejarle claro que la había oído y añadir: “Eso no es muy amable”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.