Raphael rehúye polémicas tras sus actuaciones en el Wizink Center

El artista responde con la mejor de sus sonrisas por las críticas a la asistencia de 5.000 personas en el recinto

La reaparición este fin de semana de Raphael con dos esperadísimos conciertos en el Wizink Center de Madrid para presentar el disco con el que el cantante de Linares celebra sus 60 años sobre los escenarios, ha provocado mucha polémica. Y es que, pese a que según los organizadores y las autoridades de la Comunidad de Madrid se respetó el aforo permitido por las restricciones de la pandemia -5.000 personas, un 40% del aforo real del espacio- muchos han sido los que han alzado la voz para criticar el número tan alto de personas compartiesen un espacio cerrado y han alertado de las posibles consecuencias ante la llegada de una más que posible tercera ola del Covid por la relajación de las medidas. Incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tuvo que salir al paso de la polémica para asegurar que, de aumentar los contagios en los próximos días, se suspenderán este tipo de eventos.

Sin embargo, Raphael no ha perdido la calma ante las críticas y, tras agotar por segundo día las entradas disponibles, el legendario artista de 77 años abandonó en coche el recinto y, con la mejor de sus sonrisas, respondió a la polémica.

Manuel Martos puntualiza

Una controversia que su hijo, Manuel Martos, si que quiso aclarar, desmintiendo con datos que se incumpliese ninguna medida de seguridad. “Anoche fue una noche muy bonita en todos los aspectos y es muy importante también, sobre todo para un sector que está muy dañado. No me cansaré de repetirlo, con todas las medidas de seguridad, con un esfuerzo enorme de toda la gente que está trabajando alrededor de este concierto y de la música “, explicó Martos al finalizar el primer concierto.

El hijo del artista quiso puntualizar que: “ Fue un 40% de aforo, entiendo que ahora mismo es un tema que hay que explicar muy bien, muy sensible, pero que no se podría hacer si no estuviera todo controladísimo. L distancia era más del doble de la requerida. Un trabajo muy duro, muy difícil y un día muy importante para mucha gente».

“Mi padre está tranquilo, todo el mundo que estuvo ayer sabe que estaba 100% y disfrutando de una noche muy bonita y muy importante para la industria musical”, ha explicado sobre las consecuencias que están teniendo las críticas sobre el artista.

“Ojalá todo esto pase pronto pero que podamos hacer cosas como esta, que el sector pueda seguir hacia adelante porque muchísima gente vive y come de este sector que tan importante es y el público que también quiere poder disfrutar, al igual que ir al teatro, a un concierto o a museo”, ha concluido el hijo del veterano cantante.

Foto: EFE / Kiko Huesca

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *