Salah, el faraón de Anfield

El delantero egipcio del Liverpool se consagra en una extraordinaria temporada en la que no empezó de titular

Jürgen Klopp recibió una pregunta atlética. ¿Quién ganaría una carrera entre su futbolista Mohamed Salah y el legendario velocista Usain Bolt? El entrenador alemán buscó la mirada cómplice de Salah, presente en la escena, que contestó con su ya característica sonrisa tímida que exhibe en todas sus apariciones públicas. La entrevistadora de la BBC sabía que la comparación era imposible, pero buscaba la respuesta ingeniosa de Klopp: «Si hablamos de 100 metros, obviamente la ganaría Usain. Pero si les das un balón, entonces la victoria es de Mo».

Salah entra a la vista por su endiablada velocidad. No es casualidad que la canción preferida de Anfield, que sonó atronadora después de cada gol del egipcio contra el Roma, tenga una letra tan corta y descriptiva: «Mo Salah, running down the wing» (Corriendo por la banda). Ese era su papel en el Chelsea de José Mourinho, donde apenas jugó 13 partidos. Un revulsivo, un jugador muy rápido que salía alguna segunda parte y cuyas carreras generalmente no terminaban con una buenas decisiones. ¿Cómo se ha convertido ahora en un depredador de goles sin salir nunca del extremo derecho?

La felicidad llega con Klopp

La puntería de Salah ya mejoró en Roma, pero Klopp le ha hecho definitivamente feliz. Le ha dado una confianza enorme. Aún siendo el futbolista africano más caro de la historia (42 millones que serán 50 en variables) tampoco empezó la temporada como el indiscutible del tridente del Liverpool. En la segunda jornada de Premier League, después de la previa de Champions, Mané y Firmino fueron los titulares que repitieron y Salah el que dejó su plaza a Sturridge. El egipcio les ha adelantado sin preguntar, incontestable. La prueba definitiva se capta en los alrededores de Anfield. Si preguntas si echan de menos a Philippe Coutinho, la respuesta, además de negativa, incorpora un egipcio en la trama.

Esta semana se cuestionó su premio como mejor futbolista de la Premier 2017-2018. ¿Por qué él y no Kevin de Bruyne, estrella del City campeón? Seguramente al belga no le ayudó el cruce en Champions y seguramente la enésima exhibición individual de Salah resolviera que está igual de bien premiado. En anteriores temporadas, Luis Suárez (Liverpool), Gareth Bale (Tottenham) o Robin Van Persie (Arsenal), lograron el mismo distintivo sin alzar el título de la Premier. Además, Salah recibió 3 premios de jugador del mes durante la temporada por ninguno del mediocampista del City.

El lamento de Monchi

Salah se marchó de Anfield el martes por la noche con la chaqueta colgada en el hombro, arrastrando una maleta y driblando periodistas. Unos minutos más tarde pasó por el mismo lugar el hombre que tuvo la necesidad de venderlo el pasado verano, Monchi, director deportivo de la Roma: «Teníamos que vender sí o sí antes del 30 de junio porque teníamos un control de la UEFA muy exigente. Cuando llegué yo, la oferta era de 30 millones y al final logramos que fuesen 50 con bonus». A ritmo de millón por gol, ya suma 43. Salah tiene cetro, trono y corona, y es el nuevo faraón de Anfield.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.