Un nuevo estudio confirma que ducharse a diario no es bueno para la piel

La investigación llevada a cabo por Harvard asegura que la darse una ducha todos los días puede provocar que a piel se seque, llegando incluso a causar irritación, picores e infecciones. Recomiendan también que los lavados duren menos de cinco minutos.

El deseo de muchas personas en España es ahora una realidad ensimisma, aunque probablemente a los usuarios habituales del metro no les haga tanta gracia. Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard confirma que ducharse todos los días podría ser perjudicial para la salud. Ahora bien, ¿cuál son las causas que se esconde detrás de este nuevo hallazgo científico?

Al parecer, según las conclusiones extraídas de este informe, existen ciertas bacterias que al ser retiradas con la limpieza diaria pueden provocar que a piel se seque, llegando incluso a causar la aparición de irritación, picores e infecciones. Lo cierto es que la prestigiosa universidad estadounidense va incluso un paso más allá.

Tal como defiende la publicación, liderada por Robert H. Shmerling doctor de la Universidad de Harvard y editor de Harvard Health Publishing, la utilización de ciertos geles de ducha antibacterianos puede matar algunas bacterias que contribuyen al «equilibrio de microorganismos» en la piel y fomenta la aparición de «organismos más fuertes y resistentes a los antibióticos».

Cada cuánto hay que ducharse según el informe de Harvard

A decir verdad, a lo largo de esta tesis no se precisa cual es la frecuencia de ducha aconsejable, ya que depende de factores individuales y del día a día de cada persona. Sin embargo, el análisis tampoco pretende fomentar el descuido de la higiene corporal, puesto que también enumera los efectos negativos de no lavarse en el cuerpo humano, entre los que destacan la acumulación de suciedad, grasa, sequedad y picazón.

Esta conclusión no es la primera vez que sucede. La doctora Elaine Larson, de la Columbia School or Nursing and School of Public Health, además, explica que la ducha es más una cuestión estética que de salud y añade que ducharse todos los días es innecesario. Dos, tres o cuatro duchas a la semana serían suficientes, excepto en el caso de personas con sistemas inmunes frágiles.

Tampoco hay que olvidarse, claro está, del aspecto relativo al olfato y el mal olor que desprende el organismo si no nos duchamos en varios días. Lo que sí concretan es que es aconsejable llevar a cabo duchas de corta duración, de unos tres minutos, y con agua tibia en vez de muy caliente.

¿Qué jabón es más recomendable para bañarse?

Si se observan los componentes de los productos que limpian nuestra piel, como los geles de baño, tenemos que fijarnos en que no lleven parafinas ni otros derivados del petróleo, así como demasiado aromas o perfumes. Lo único que se consigue es esparcir los químicos por la capa córnea de la piel y comenzar a erosionarla, provocando irritación.

Existen productos de glicerina contienen propiedades humectantes que hidratan la piel, son recomendados para calmar picores, crean una barrera natural de protección, exfolian y por supuesto son de pH neutro.

¿Cuánto tiempo tiene que durar una ducha?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una ducha debería limitarse a menos de cinco minutos para no sobrepasar los 95 litros de agua de consumo medio diario. Según los datos recabados por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) una persona gasta de media unos 50 litros por una ducha de cinco minutos, una cifra que se cuadruplica en caso de que se tome un baño, ya que llenar la bañera supone un gasto de 200 litros de agua.

¿Cuál es el pH ideal para la piel?

El grado de pH es fundamental para mantener en perfecto estado la piel de quien vaya a aplicarse ese producto; no solo se mantendrá el cuidado de la piel, sino que se aprovechará más las propiedades con las que cuenta la fragancia o gel en concreto. Sin embargo, lo normal es que las personas no tengan claro cuál es el pH de su piel, por lo que deberá comprobarse antes de adquirir un tipo de perfume u otro.

Una buena prueba podría consistir en rociar un poco de perfume sobre papel y ver cuánto tiempo se mantiene su aroma, siendo cinco horas el mínimo de un perfume de calidad. Tras comprobarlo, hay que rociar un poco en la piel y comprobar también cuánto tiempo aguanta. Si el aroma aguanta menos que en el papel, se podrá decir que la piel es ácida, mientras que en el caso contrario tendería a ser una piel más alcalina.

¿Qué pasa si no me ducho en una semana?
  • Mal olor: La acumulación de bacterias y piel muerta produciría hedor. Se acumularía una proteína que produce nuestra piel que tiene un olor desagradable, más el olor que produciría la mezcla de estas bacterias acumuladas con nuestro sudor, explica Cameron Rokhsar, dermatólogo en el Mt. Sinai Medical Center de Nueva York.
  • Infecciones: Llevar tal carga de bacterias sobre la piel puede ser muy peligroso si sufres algún tipo de herida o corte. Con la piel sucia, se multiplica el riesgo de sufrir una infección, explica Lauren Ploch, otra miembro de la American Academy of Dermatology.
  • Picor en la cabeza: Una capa de piel muerta se iría acumulando en la cabeza, provocando intenso picor. El pelo, además, se enmarañaría y se llenaría de nudos.
  • Acné: Al tener la piel cubierta de bacterias, los folículos pilosos corren riesgo de inflamarse, provocando acné y granos.
  • Problemas en la ingle: Es una zona muy sensible en la que pronto surgirían erupciones cutáneas y un fenómeno llamado intertrigo, que conlleva picor e incluso dolor.
  • Suciedad en los pies: El espacio entre los dedos de los pies se llenaría de hongos, que pueden amenazar la zona de la entrepierna. Se pueden transmitir al ponerte los pantalones o la ropa interior.

Por Trinidad Rodríguez

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *