Cristina Saralegui: ‘Con cada batalla te vas endureciendo’

Cristina Saralegui no es una mujer de sentarse en su casa a disfrutar del retiro mirando a través de los ventanales que separan la piscina, el jardín y el estanque de peces de la terraza en su residencia de Pinecrest.

La que fue “rubia peligrosa” de los medios en español por sus preguntas incisivas como pionera del talk show no va a traicionar la ética de trabajo de su familia: de su abuelo Francisco Saralegui –un emigrante vasco–, y de su padre “Bebo”, que llevaron la revista cubana Vanidades a convertirse en publicación de referencia en toda Latinoamérica.

Cuando en el 2010 Univisión canceló El show de Cristina abruptamente después de 20 años, por razones que la presentadora cubanoamericana atribuyó a que la decisión tuvo que ver mucho con que ya la consideraban “muy vieja” para trabajar en televisión, sabíamos que el retiro no era tal. Ahora después de dedicarse a una de sus ocupaciones preferidas: escribir, Saralegui regresa con un libro, Pa’rriba y Pa’lante, Mis secretos para triunfar en tu carrera, tu relación y tu vida, que ya está disponible en Amazon y otras tiendas online y sale impreso el 28 de octubre.

“El libro saldrá al mercado simultáneamente en inglés y español. Espero que este sea el primero de una serie de libros de autoayuda”, comenta.

Pa’rriba y pa’lante! es el título de tu libro. Tienes una relación especial con los refranes y frases de este tipo. ¿Hay una anécdota detrás de ese título y de la predilección por emplearlos en tu manera de comunicarte?

Pa'arriba y pa'lante_spanish

El título completo de mi nuevo libro es Pa’rriba y Pa’lante, Mis secretos para triunfar en tu carrera, tu relación y tu vida, y viene de Pa’rriba y Pa’lante, Pa’trás ni para coger impulso, que es una frase que usaba para despedir mi programa de televisión por muchos años y era una manera de alentar a la gente para que no se dieran por vencidas con las cosas que estaban enfrentado en sus vidas. Esta frase pegó y me la repetían muchas personas que me encontraba por la calle o en un aeropuerto y me decían “Cristina Pa’lante” y por eso la he seguido usando. Es una manera de seguir luchando en la vida por las cosas que queremos y no darnos por vencidos en los momentos difíciles. En sí, no soy de muchos refranes.

En este libro hablas de momentos difíciles y de triunfos. Es dificil escoger uno de cada cual, pero, ¿cuál fue el momento más alto de tu carrera y cuál el más difícil?

Uno de los momentos más gratificantes de mi carrera fue cuando me dieron mi estrella en el paseo de la fama en Hollywood. Ese día me acompañaron mi familia, muchos amigos y unas 14,000 personas que fueron a presenciar este evento. Fue una experiencia increíble porque sentí el amor y el respaldo de mi gente, que sin ellos, sin sus historias que habían compartido en el programa y su respaldo, aquello nunca hubiera sucedido. Esa estrella también era para ellos. El momento más difícil de mi carrera fue cuando me cancelaron El show de Cristina. Eso fue un golpe muy duro y es unas de las lecciones que comparto en este libro. La vida nos va a enfrentar a todos a esos momentos difíciles, no importa quiénes seamos y de dónde vengamos, pero lo importante es seguir luchando, no darte por vencido. Pa’lante, Pa’rriba.

Has tenido tantos triunfos que quizás se te podían “haber subido a la cabeza” como les ocurre a tantas figuras, que, de la noche a la mañana, se convierten en personas conocidas gracias a la televisión. ¿Cómo lidias con ese triunfo y luego con el hecho de que no estás más en la TV?

El éxito en televisión me vino ya de grande, a los 41 años de edad, después de haber tenido una carrera extensa como periodista y directora de revistas. Por esa razón, por ser una persona adulta, creo que eso no me permitió que se me fuera la fama para la cabeza. Trabajé muy duro durante todos esos años y nunca tuve tiempo para mirar los logros porque siempre había nuevas metas que alcanzar. En el presente disfruto de la paz y de la libertad de poder trabajar en proyectos como este libro, que espero sea útil a las personas que lo lean. Es un libro muy sincero y práctico, que da consejos basados en mis experiencias y está hecho de corazón.

En el libro compartes algunos secretos o problemas de índole personal. Sé que cuando lo haces buscas ayudar a otros. ¿Cuáles son estas dificultades que has enfrentado?

No quiero anticiparme y revelar aquí antes de que sea publicado el libro las cosas muy personales que revelo, pero tienes razón que lo hago por si mi ejemplo puede ayudar a otra persona. Creo que es importante que la gente vea que uno es igual que ellos y cruzamos por muchísimos problemas personales igual que ellos, como los achaques de mi salud y de mi hijo, la depresión que esto causó en mi persona y cómo pude sobrepasar estas dificultades entre otras revelaciones de las cuales no he hablado antes.

¿Tienes algunas figuras, guías espirituales, que te han servido para mirar hacia adelante?

Sí, siempre he dicho que aunque mi formación es católica y asistí a escuelas católicas, siento que soy más espiritual que católica. No soy de estar yendo a la iglesia pero, eso sí, todas las noches antes de dormir rezo y doy las gracias por esta vida, rezo por mi familia por mis allegados y pido salud y mucha fe para seguir viviendo. Rezo mi Padre Nuestro y mi Ave María y creo que tengo un ángel de la guarda que es mi dulce compañía y que tantas veces con sus alas me ha despeinado y me ha guiado por el buen camino.

Algunos te han visto como una mujer de hierro, capaz de hacer negocios y de defender tus derechos. ¿Eres en verdad así? Y cómo es ese otro lado de Cristina que algunos no conocen?

En el libro hablo de esto y de lo importante que es, que como mujeres no seamos invisibles. A mí me tocó luchar muy duro para lograr muchas cosas, desde un aumento de sueldo hasta poder tener control creativo de todos mis proyectos. Con cada batalla te vas endureciendo y así es la Cristina laboral. La otra ahora se llama Aba y juega con plastilina con sus nietos y hace joyería con sus manos aunque le duelan por la artritis, y le encantan las películas de ciencia ficción y vive alucinada por los platillos voladores y le encantan los perros. Esa es la nueva Cristina que he descubierto al tener más tiempo para mí.

¿Cuál es el secreto para esa relación tan larga que has mantenido con tu esposo y mánager, Marcos Avila?

Acabamos de cumplir 30 años de casados y el secreto es tener metas en común y apoyarse mutuamente. Todas las relaciones pasan por metamorfosis y con cada ciclo de cambio la relación está en peligro de quebrarse y hay que prestarles atención a estas etapas y hablar. En el caso nuestro, muchas veces estas pláticas épicas empiezan con una pelea, por eso siempre digo que es importante

pelear, tener pasión en la relación. Una buena pelea cuando hay amor es una válvula de escape y una señal que revela lo que tu pareja ha estado pensando y no te ha revelado, ese es siempre un buen momento para lijar asperezas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.