El Príncipe William y el Príncipe Harry estarían por separar sus oficinas de trabajo

El Príncipe William y el Príncipe Harry estarían por separar su oficina de trabajo en las próximas semanas, antes de la llegada del bebé de los Duques de Sussex en la próxima primavera.

El Sunday Times reporta que los hermanos han decidido tener una separación de oficinas con el fin de poder dedicarse cada uno a sus respectivas responsabilidades. Este cambio significaría que su equipo será dividido en dos. Los reportes de esta decisión llegan justo antes de la mudanza de Harry y Meghan a su nuevo hogar en los alrededores de Windsor.

Desde su compromiso, los Sussex han sido vecinos de William y Kate en el Palacio de Kensington, pero con su cambio al Frogmore Cottage en Windsor, las cosas comenzarán a cambiar. Hay que recordar que el Palacio de Kensington fue el lugar en el que William y Harry vivieron con su madre, la Princesa Diana, desde su infancia. A pesar de que a lo largo de los años, ambos han vivido en otros lugares por sus obligaciones académicas o cuando William dio unos meses de voluntariado, Kensington ha sido la constante en su vida, hasta ahora.

Aunque esta división no ha sido anunciada por el Palacio de Kensington, desde noviembre pasado, se dio a conocer la mudanza de los Sussex en lugar de permanecer en Kensington como se esperaba. Desde entonces, Frogmore Cottage se ha encontrado en una extensa renovación supervisada por la pareja. Entre los cambios más llamativos ha sido la instalación para energía natural que ha costado alrededor de 50 mil libras esterlinas y se dice que incluso se está trabajando en un cuarto eco-friendly para el bebé. Se espera que puedan mudarse a su nuevo hogar en marzo, justo a tiempo para que puedan recibir a su primogénito en abril o mayo.

El nuevo hogar de Harry y Meghan tiene un significado especial a la pareja y es que no solamente criarán ahí a su primer hijo, sino que también es el lugar en el que la pareja celebró la recepción de su boda. En mayo del año pasado, después de una ceremonia en la St. George’s Chapel del Castillo de Windsor y un almuerzo en esta residencia de la Reina, la pareja festejó con un exclusivo grupo de personas sus nupcias en Frogmore Cottage.

Antes de la mudanza de Harry y Meghan, esta residencia era usada como dormitorios del equipo que labora en el Palacio de Windsor. “Cuando yo estaba ahí, Frogmore Cottage estaba dividido en cinco diferentes casas. Los dormitorios del equipo se manejaban por las propiedades de la Corona, así que eran pagados por el gobierno y nunca se gastaba de más”, contó a HELLO! Darren McGrady, quien fuera chef de la Reina.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.