Estudio demostró que casi el 50% de las tintas para tatuajes contienen sustancias cancerígenas

Aunque muchos pigmentos azo, que integran las tintas, no causan problemas de salud, es posible que las bacterias o la luz ultravioleta pueden convertirlos en un carcinógeno potencial

Por Ambar Román

La composición de la tinta de tatuajes podría influir en si estas son cancerígenas o no, según un estudio publicado recientemente en donde los investigadores analizaron casi 100 tintas.

Informaron que incluso cuando estos productos incluyen una etiqueta en la que se debería especificar los ingredientes que contiene el compuesto químico, pero las listas a menudo no son precisas.

Aunque muchos pigmentos azo, que integran las tintas, no causan problemas de salud cuando están químicamente intactos, es posible que las bacterias o la luz ultravioleta pueden degradarlos en otro compuesto a base de nitrógeno que es un carcinógeno potencial.

Todo ello según la explicación del Centro Conjunto de Investigación de la Universidad de Binghamton (Universidad Estatal de Nueva York), que brinda asesoramiento científico independiente a la Unión Europea.

“La idea de este proyecto surgió inicialmente porque estaba interesado en lo que sucede cuando se usa luz láser para eliminar tatuajes”, dijo John Swierk, PhD, investigador principal del proyecto.

“Pero luego me di cuenta de que en realidad se sabe muy poco sobre la composición de las tintas para tatuajes, así que comenzamos a analizar marcas populares”, señaló.

El procedimiento consistió en entrevistar a tatuadores para ver qué sabían sobre las tintas que usan en sus clientes. Los artistas podían identificar rápidamente una marca que preferían, pero no sabían mucho sobre su contenido.

“Sorprendentemente, ninguna tintorería fabrica pigmentos específicos para la tinta del tatuaje”, explica Swierk. “Las grandes empresas fabrican pigmentos para todo, como pintura y textiles. Estos mismos pigmentos se utilizan en las tintas para tatuajes”.

Todos deben conocer las sustancias cancerígenas presentes en las tintas

También señala que los artistas del tatuaje deben tener una licencia en los lugares donde operan por razones de seguridad, pero ninguna agencia federal o local regula el contenido de las tintas.

Además, el equipo analizó 16 tintas mediante microscopía electrónica y aproximadamente la mitad contenía partículas de menos de 100 nm. “Ese es un rango de tamaño preocupante”, dice Swierk. “Partículas de este tamaño pueden atravesar la membrana celular y potencialmente causar daño”.

A partir de estos análisis, han confirmado la presencia de ingredientes que no figuran en algunas etiquetas. Por ejemplo, en un caso, el etanol no figuraba en la lista, pero el análisis químico mostró que estaba presente en la tinta.

Después de que los investigadores realicen algunas pruebas más y revisen los datos por pares, agregarán la información a su sitio web ¿Qué hay en mi tinta?. Con estos datos, buscan que tanto consumidores como artistas tomen decisiones en base a información veraz.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.