Karim Benzema podría seguir demandando a políticos que lo vincularon con organización “terrorista”

El ministro de Interior de Francia declaró en una entrevista el pasado mes de octubre que los vínculos de Benzema con los Hermanos Musulmanes eran «notorios»

Luego de presentar una denuncia contra el ministro francés del Interior Gérard Darmanin, quien lo acusó de tener vínculos con el grupo integrista Hermanos Musulmanes, el futbolista Karim Benzema estaría comsiderando hacer lo mismo con otros responsables políticos que hicieron declaraciones similares.

Los abogados del exjugador del Real Madrid tienen en la mira al líder ultraderechista Éric Zemmour, quien reprochó en la televisión pública France 2 a Benzema por ser “un islamista que quiere aplicar la sharia, y la sharia contempla la yihad” (guerra santa).

Dichas afirmaciones podrían llevar a Zemmour a enfrentarse a cargos si los abogados de Benzema formalizan su amenaza.

Esta acción sigue a la denuncia presentada contra Darmanin ante el Tribunal de Justicia de la República, instancia especial para juzgar a miembros del Gobierno por delitos cometidos durante su mandato.

El ministro de Interior de Francia declaró en una entrevista el pasado mes de octubre que los vínculos de Benzema con los Hermanos Musulmanes eran “notorios”. Cabe destacar que los Hermanos Musulmanes es un grupo que en algunos países se considera terrorista, aunque no en Francia.

“Me intereso especialmente por Benzema que tiene vínculos notorios, lo sabemos todos, con los Hermanos Musulmanes”, dijo el ministro en la televisión CNews, en respuesta a un mensaje en X en el que el jugador mostraba su solidaridad con el pueblo palestino. En dicha denuncia, Benzema niega los supuestos vínculos y acusa al ministro de causarle daños personales y familiares.

La demanda de 92 páginas acusa al ministro de generar división en Francia con sus declaraciones y de causar perjuicios a los hijos del futbolista. Benzema sostiene que las declaraciones inexactas y falsas de Darmanin, llenas de “ligereza cegadora”, lo han puesto en peligro a él y a su familia, llegando incluso a acusar a sus hijos de tener un padre terrorista.

Benzema critica a Darmanin por su “oportunismo político de bajo nivel, mezquino, egoísta e indiferente a las consecuencias”, y destaca la necesidad de concordia y humildad en un momento donde se requieren soluciones pacíficas.

El ministro del Interior, enfrentando una multa de hasta 12.000 euros ($13,058 dólares) si es juzgado y declarado culpable, ha sido ratificado en su cargo la semana pasada. La portavoz del Gobierno francés, Prisca Thevenot, se negó a comentar el caso y solicitó que “se deje a la justicia seguir su curso”. La comisión de denuncias del Tribunal de Justicia de la República deberá determinar si acepta la demanda presentada por Benzema contra Darmanin.

Por Humberto Viera

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *