La Tasa de Inflación cae según lo esperado

En un mundo donde la economía es tan cambiante como el clima, es crucial estar informado y preparado.

En su más reciente reporte, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre ha registrado una inflación del 3.1%.

Esta cifra, aunque está en línea con las expectativas y le da un poco de oxigeno a la economía, nos recuerda una verdad ineludible: estamos en un periodo de alta inflación,
En total, llevamos 32 meses consecutivos superando el 3% de inflación.

Esto, junto con una inflación básica del 4%, nos coloca en un escenario económico desafiante.

Seguro que ya lo has sentido en tu bolsillo cada vez que vas al supermercado o básicamente cuando pagas por cualquier producto o servicio.

Para muchos, la inflación puede parecer un concepto lejano, reservado para economistas y expertos en finanzas. Sin embargo, la realidad es que nos está afectando a todos.
Desde el precio de los alimentos hasta el costo de la vivienda, la inflación impacta directamente en tu calidad de vida y tu poder adquisitivo.

La clave aquí no es solo entender estos cambios, sino aprender a maniobrar a través de ellos para proteger y potenciar nuestro dinero.

Te lo explico así:

La inflación es como una corriente subterránea en el río de la economía: aunque no siempre sea visible, está constantemente alterando el curso de nuestras finanzas.

Y un error común que ya he escuchado varias veces, es pensar que una baja en la tasa de inflación significa que los precios están disminuyendo.

Para nada.

En realidad, lo único que significa es que los precios no están subiendo tan rápido como hace unos meses.

Pero siguen subiendo.

Esta distinción es crucial para entender cómo nuestra economía sigue enfrentándose a una crisis de precios.

Ante este panorama, seguramente te estás haciendo la misma pregunta que todos: ¿Cómo protejo mi dinero y la calidad de vida de mi familia, cuando mi dinero cada día vale menos?
La respuesta es simple: tienes que encontrar una forma de multiplicar tu dinero a un ritmo más rápido de la inflación. Es decir, por encima del 3% (por ahora)
Y sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero eso no quiere decir que sea imposible.

La respuesta reside en aprender a invertir tu dinero de forma estratégica. Apalancarte en activos fuertes, que harán que tu dinero trabaje por ti y se multiplique de forma automática 24/7.
Existen muchas estrategias para lograrlo en la Bolsa de Valores.

Por Gabriela Berrospi

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *