Brendan Fraser afirma haber tardado siete años en recuperarse de lesiones y del acoso sufrido en Hollywood

El actor conocido por ser el protagonista de ‘George de la jungla’ y ‘The Mummy (La momia)’, entre otras, ha confesado por qué ya no aparece con tanta frecuencia en la gran pantalla.

Los cinéfilos recordarán a Brendan Fraser por ser uno de los actores que más papeles protagonistas obtuvo durante la década de los 90 y principios del 2000. No obstante, el intérprete de The Mummy (La momia) o Viaje al centro de la Tierra dejó de ser noticia en los medios de comunicación tras aparecer en algunas cintas no tan bien valoradas -como Looney Tunes: De nuevo en acción o Monkeybone-. Su ausencia fue aún más notable cuando el pasado mes de junio se estrenó la nueva versión de La momia y él no figuraba entre su reparto. ¿Qué le hizo desaparecer? Fraser ha afirmado que ha tardado siete años en hospitales recuperándose de las lesiones de sus antiguas películas.

Durante una entrevista con GQ, el intérprete ha explicado que todavía sufre las consecuencias de las cintas de acción que tanta fama le han dado. “Me veo a mi mismo en esa época y solo veo un palillo andante. En la época de la tercera entrega de The Mummy en China [en 2008], me recomponía con celo y hielo -paquetes de hielo y protectores de ciclista porque eran finos, livianos y cabían bajo la ropa-. Estaba construyendo mi propio exoesqueleto cada día”, confiesa antes de admitir que se exigía tanto que terminó en el hospital por una operación que ayuda a aliviar la presión de la columna vertebral y de otros huesos dañados.

“Necesité una laminectomía. Las lumbares no la aceptaron, así que tuvieron que volver a hacérmela un año más tarde. Esto probablemente va a sonarte un poco a ‘sacarina’, pero me sentí parte de ‘Rebelión en la granja’, un personaje cuya tarea era trabajar, trabajar y trabajar. Orwell escribió un personaje que era, creo, el proletariado. Él trabaja para el bien de un grupo, sin hacer preguntas, sin meterse en problemas hasta que le matan… No sé si yo he sido enviado a la fábrica de pegamento, pero me siento como si tuviese que reconstruir la mierda que ya había construido y que ha sido destrozada, y hacerlo otra vez por el bien de todo el mundo”

Por si no fuera suficiente, Fraser no solo ha tenido que pasar siete años de su vida saliendo y entrando del hospital por exigirse demasiado, también ha tenido que lidiar con las consecuencias de sufrir acoso por parte del antiguo presidente la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), Philip Berk.

“Su mano izquierda se movió hasta agarrar mi nalga y uno de sus dedos me tocó el perineo. Empezó a moverlo… Me sentí enfermo, como si fuera un niño pequeño. Sentí como si tuviera algo en mi garganta y pensaba que me iba a echar a llorar. ¿Sigo asustado por ello? Absolutamente. ¿Siento la necesidad de contarlo? Absolutamente. ¿He querido muchas, muchas veces? Absolutamente. ¿Me he parado a mí mismo? Absolutamente”

Sus representantes pidieron inmediatamente a la HFPA que pidiesen disculpas al actor, pero Berk nunca admitió lo que había hecho y se disculpó diciendo: “Si he hecho algo que haya molestado al Señor Fraser, lo siento”. Estas experiencias hicieron que Fraser decidiese retirarse y no relacionarse con nadie debido a una fuerte depresión. ¿Le veremos algún día en la gran pantalla de nuevo?

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *