El Barça desvela la nueva camiseta a cuadros de la próxima temporada

El club rompe con la tradición y abandona por vez primera en su historia las rayas con un diseño transgresor

Costará acostumbrarse a ver a Messi con esa camiseta. Costará visualizar al Barça con esa imagen metafórica, como ha difundido el propio club, de las «cuadrículas del Eixample» transformadas en la nueva piel azulgrana. Una piel cuadriculada en la que únicamente Iván Rakitic, si es que sigue la próxima temporada, se sentirá realmente cómodo porque Croacia viste así. El formato es idéntico, solo cambian los colores: azul y grana en el Camp Nou; rojo y blanco los croatas.

Pero se hará raro observar la silueta del equipo de Valverde con esa imagen transgresora que ha terminado con más de un siglo de tradición. Por vez primera en su historia, el Barça no lucirá rayas en sus camisetas. Se queda a cuadros.

A punto de cumplir 120 años, modifica de forma totalmente rompedora su imagen en un peculiar viaje, resumido en las cinco últimas camisetas que ha exhibido. Ya rompió en el 2015 con las rayas horizontales, también por vez primera, pero ahora ha ido un poco más allá al abandonarlas totalmente.

Tributo a la ciudad

Ni horizontales, ni más estrechas, ni más anchas, como aquella recordada zamarra del centenario en 1999, ni los 10 distritos de la ciudad simbolizadas en la que ha lucido esta temporada, ni el viaje evocador a la de Wembley… Nada de eso queda ya.

El Barça se ha inspirado en ese bloque de edificios que forman una cuadrícula, un proyecto diseñado por el ingeniero y urbanista Ildefons Cerdà a mitad del siglo XIX. Nike ha dibujado una campaña bajo el lema ‘El talento no tiene una sola forma’, donde ha querido rendir tributo al hombre que impulsó el Plan Cerdà.

El club nunca había repartido los colores azulgranas más allá de las franjas, ya fueran verticales como siempre o horizontales. Bartomeu tiene el honor de ser el presidente que ha autorizado ese par de grandes revoluciones en la zamarra que han terminado con años de tradiciones en esas indumentarias.

Como Antoni Gaudí

De lo horizontal a lo cuadrado, argumentándose en esa campaña de la multinacional norteamericana, que paga 100 millones de euros anuales al club que pueden llegar, si se alcanzan todos los variables a los 155, también hace referencia «a la visión innovadora de un catalán universal como Antoni Gaudí». Una frase que, según el Barça, lo resume todo. «Si no se ha hecho antes, es la mejor razón para hacerlo».

«Esta camiseta es nueva y emocionante, representa perfectamente el club y el vínculo tan especial que entre el Barça, sus aficionados y las personas que son el pulmón de la ciudad» (Piqué)

Y la directiva ha aprobado ese innovador diseño donde otra de las grandes novedades es que la senyera está ubicada en la parte delantera y no en la trasera como estaba antes. «Esta camiseta es nueva y emocionante», aseguró Gerard Piqué, uno de los cuatro capitanes del equipo junto a Messi, Busquets y Sergi Roberto, que salían en las fotos de la promoción,, al igual que el Barça femenino, cuya camiseta se pondrá a la venta por vez primera en la historia también.

La segunda equipación será amarilla, atravesada por una franja diagonal de color azulgrana, similar a la que usó el Barça en la temporada 1983-84 con Maradona como figura. La primera, como dice Piqué, «tiene un diseño diferente, pero representa perfectamente el club y el vínculo tan especial que hay entre el Barça, sus aficionados y las personas que son el pulmón de la ciudad», sentenció el defensa. Unas personas que deberán acostumbrarse a ver tan extraña y cuadriculada piel.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *